viernes, 17 de octubre de 2008

Colores y alegría II



Está él. Sonríe y sabe que lo miro. Lo miro ganándome una recua de labios. Se acerca y me menciona la luz del día. Yo contesto con la intensidad del calor. Motivos para ejercitar las fugas que llevamos dentro.


3 comentarios:

Ybris dijo...

Mirar y sonreír. No hay más secreto para intercambiar palabras y calor.
Siempre hay fugas que ejercitar.

Un abrazo.

PEDRO DELGADO dijo...

Buen guitarrista el que nos recuerdas en el "play". He asistido a un concierto suyo en directo y fue una gozada.

He intentado poner tu blog con el nuevo sistema de bloger (que te informa de las entradas de tus favoritos) y no hay manera de que funcione. ¿Sabes a que puede deberse?

Saludos flamencos.

Mirada dijo...

Dan ganas de sonreir, sí, la vida llena de colores, es lo que te tiene...
Me encanta la música que siempre acompañan tus textos, también.