miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sencillez en el recuerdo



Placas grandes en muchos pueblos de España:'Por Dios y por la Patria...' No hace falta más en este caso; sí, perdón, hace falta pensar que cualquier ideal es síntoma de vivo fuego, que cualquier ideal no tiene forma de iglesia, que cualquier ideal es necesario, que cualquier ideal puede ser triste.

5 comentarios:

ybris dijo...

Pues sí. Viva esa sencillez que honra los ideales más que las ideas.
Ojalá esos ideales no hubiesen llevado a matar a nadie.

Abrazos.

jotatrujillo dijo...

No hacen falta cruces, ni palios ni ofrendas.
Solo la sensatez y la dignidad de recordar a aquellos que defendieron sus ideales y lucharon por una legalidad que fue usurpada.
Gracias por tu visita.

Anónimo dijo...

Un pequeño detalle sí, alentador, aunque esté semioculto. Lo valioso: la consciencia.

Mirada dijo...

Un ejemplo de la simplicidad de la sabiduría, y también del amor, si.

La curiosidad sigue anidando en mí, ¿cómo es todo el pilar en el que se sustenta la pizarra honorífica? Debajo de la pizarra, ¿qué estaría escrito entre los bordes rojo y negro?

Besos y abrazos agradecidos.

Pedro Delgado dijo...

Durante los años de bachillerato, todos los día pasaba cuatro veces por la Cruz de los Caídos de mi pueblo (Villafranca de los Barros) en cuyo pedestal figuraba el parte de la victoria de Franco que me sabía de memoria. El primer alcalde democrático mandó quitar la placa del parte de guerra-victoria y colocó otra que dice más o menos lo mismo que la de la foto.

¡Qué fácil es sustituir un placa y cuanta tragedia que se oculta tras ella!

Saludos flamencos