domingo, 18 de enero de 2009

Virutas





Virutas

Como traza quien vacía una madera
para hacer una figura, un objeto,
donde su uso cotidiano puede ser
síntoma de vivir, o al menos,
ser gesto de no quedarse parado.
Porque tiempo tendremos
de asemejarnos a esas virutas
de que se colma lo que sobra en la pieza.
Pues así, como quien lo perfila,
traza, elabora quiero sentirme:
un favor de su mano a la madera
y ya se inquieta el tiempo.


A Amado, hacedor de zuecas en su tiempo libre. Carmona, Cantabria.

3 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Gran metáfora poética donde las haya y un regalo maravilloso para empezar esta semana de nieblas y humedad.

cristal00k dijo...

Y tampoco es tan malo ser viruta, si sirvió para hacer belleza.
Preciosas letras Tempero.

Carmen dijo...

por un momento me he imaginado caminando sobre un manto de virutas, igual que se camina por la orilla del mar o de un río buscando alguna piedrecita especial

¡como me gusta tu forma de escribir!