martes, 24 de febrero de 2009

Fluvial



Pero é certo que agarda un mar moi grande,
e hei de ir, hei de ir ao mar que agarda.


Bernardino Graña (Xunta o río, de su poemario PROFECIA DO MAR)




Nuestro rescate será ahora en aluvión:
un descansado depósito fértil
que asume su parada más nítida.
Elevada, fluvial, así supuse
tu más vivo entusiasmo tras la lluvia.

En hierba razonada vas y emerges,
en alta pluviometría del verde.
Es claro que este río nos asume,
nos preserva del avance rápido.
Nuestro mar es ya, por ser inevitables.

7 comentarios:

Ybris dijo...

Del río siempre me han emocionado la certeza del mar, la altura de su fuente y el flujo de su paso.
Es claro que, visto así, el río nos asume como lo hacen todos los refugios en los que nos encontramos.

Un abrazo.

amparito dijo...

Tu poesía es un reto
(ya quisieran esta gimnasia mental los de la Nintendo)
Me he sentido hierba recién nacida y tierna (y encima razonada) ¡qué más quiero!
Besitos,
Amparin

Mirada dijo...

Cada uno de los verbos y sustantivos que utilizas en este poema llevan energía y fluídez, me encantan.

También alimentas lucecitas, comparto, a continuación, un resumen a través de enlaces de parte de lo que me has provocado para pensar, leer y disfrutar. Además de empatizar con las sensaciones y sentimientos, pero de humedales no referenciaré :-))

Eso sí, vuelos virtuales:

http://www.sierraguadarramamanzanares.org/comun/vuelo.php


Aguazales:

http://hispagua.cedex.es/documentacion/documentos/Aguazales/aguazales.pdf


Información pluviométrica de esta última semana:

http://www.seprem.es/boletin/lluvia.pdf

La fotografía de esta parte del río, no deja de sorprenderme...
Es muy hermoso, pronto desembocará en el Tajo y de allí, al mar que lo aguarda y guardará.

Gracias por estos instantes.
Milleiros de bicos.

Tempero dijo...

Ybris:

La certeza del mar
la altura de su fuente
y el flujo de su paso

oído en ese orden es como si descendiese a la orilla, a la vida del río, apaciguándome.

Su musicalidad me ha atrapado.

Abrazos.

Tempero dijo...

Amparito:

Hierba recién nacida, cuidado que en primavera crece mucho.
La poesía tiene que ser éso: un reto, un avance en rescatar con las palabras los sentidos. Y que suene de buen modo. Yo estoy tras de ello.

Besitos.

Shandy dijo...

Continuando con unos versos de Bernardino que ponen palabras a esa luminosa fotografía y continúa tu poema:

Xunta o río
Ninguén di se agarda un mar de gloria,/de esplendor a este río en calma e ansia,/ se despois desta pedra hau moles leitos,/ se esta escuma é fracaso ou é esperanza.

Pero é certo que agarda un mar moi grande,/ un mar real, fantástico, de auga.

E no entanto hei sentir e que perduren/ os latexos ou golpes de chamada.

Bernardino Graña, siempre aporta a esa imagen poética Manriqueña vitalismo y esperanza.

amparito dijo...

Aquí, los campos labrados, apenas han comenzado a verdear (es lo que tiene el frío)
Pero si te agachas al nivel de las tiernas briznas de trigo, los ocres y marrones terrones se convierten, milagrosamente en verde.
En cuanto a tu poesía consigues que sea canora, como tus besos
Besos