sábado, 14 de marzo de 2009

Querencias: encina al natural y a témpera




Bajo este título quiero mostrar mi agradecimiento a tod@s aquellas personas que han pasado por este cuaderno tan irregular en temas como excesivo en intimidad. Empiezo por Inés y Pedro. Sus direcciones son:

http://incisionesmultiples.blogspot.com/
http://glup2.blogspot.com/

A los dos les dedico estos versos de Claudio Rodríguez:

(Sobre la encina)

Y con qué rapidez se identifica
con el paisaje, con el alma entera
de su frondosidad y de mí mismo.
Llegaría hasta el cielo si no fuera
porque aún su sazón es la del árbol.
[...]
...¿Es cierta
mi vida así, en sus persistentes hojas
a medio descifrar la primavera?

De el Libro primero de 'El don de la ebriedad'

A Pedro le dedico la foto de la encina por si sus ánimos lo animan en el buen tiempo a hacer de pastor y, en el tiempo libre, elevar con un txistu la grandeza del aire.
A Inés le dedico la acuarela que pinté en su día como versión de esa encina para que disfrute de su luz.

Sé que la única manera de que lleguen al cielo los dos es escalando la encina para allí reposar un rato, pero para eso han de esperar a que la encina pierda su sazón de árbol. Merecerá la pena esperar.

Besos y abrazos.

6 comentarios:

ybris dijo...

Merecida y hermosa dedicatoria a los dos.

Abrazos a todos.

Inés González dijo...

Manuel, es un lujo que nos dediques este espacio, estas imágenes y este verso que me llega a la raíz del alma, la acuarela es bellísima, un soplo de viento, un instante breve y eterno a la vez, me has sorprendido con esta nueva faceta tuya, como bien dice el gran Henri Michaux: "así, el pincel evasivo cubre una gran distancia: Tao de la pintura...donde simultáneamente desemboca la poesía..."
Mil gracias amigo mío por estos gozos de primavera.
Un gran abrazo.

Mirada dijo...

Es muy hermoso, Manuel.
Merecida dedicatoria para los dos, coincido con Ybris, generoso eres, mucho, doy fe.
Un montón de besos y abrazos a repartir.

Shandy dijo...

Homenaje sencillo y poético, lo que caracteriza este cuaderno tuyo.

amparito dijo...

Eres todo un hombre del renacimiento... No me sorprendería que alguno de tus poemas se hubiera convertido en canción, o alguno de tus dibujos en música...
Sigue compartiendonoslos. Sabes que lo agradecemos de veras.
Besos acuarelados,
Ampa
Pd.-Muy bien definido Ines: "...instante breve y eterno a la vez..."

Pedro dijo...

No tengo perdón.
Me dedicas versos y la foto de la encina y ni me entero hasta tantos días después.
Muchas gracias.
Nunca he sido pastor pero con mi txistu enhiesto y sonoro subiré a los montes a cuidar ovejas si se tercia, rebaños de lobos si tengo tiempo libre y esta tu página para no incurrir en imperdonables olvidos.
Repito, muchas gracias por el detalle.
Un abrazo.