lunes, 19 de octubre de 2009

Estimar




Intento hoy
servirme
la justa porción de cal.
La misma de tierra, otra equivalente en sombra.
Apropiadas mezclas para decir
con silencio y
callar con voz la estimada vida,
los amables recuerdos.
Colocar frente al sol
a uno de Ellos
y distinguirlo, por un momento,
de la ventaja del tiempo.


9 comentarios:

Shandy dijo...

Impacta en mi mirada la sobriedad de ese paisaje. Invita a entornar los ojos, al ensimismamiento, al silencio.
Contemplarlo con el acompañamiento de esa guitarra, emociona.
Una bella entrada.

Enrique Sabaté dijo...

Como acrecienta mi estima por lo natural este blog tuyo, fotografías, textos y músicas.

Salud y caminos que recorrer.

Pedro Delgado dijo...

Magnífica "evocación" de Carlos Piñana. Su guitarra templada, suave, sobria, sin estridencias ni falsos virtuosismos, es fiel reflejo del paisaje que nos regalas.

Carlos Piñana (Bordón Minero), hermano de Pepe (guitarrista también) y Curro (Lámpara Minera), hijos del gran guitarrista Antonio Piñana y nietos del mítico Antonio Piñana Segado, el patriarca de los cantes de levante.

El ambiente familiar no le puede haber sido más propicio; pero eso, con ser mucho, no hubiera bastado si Carlos no estuviera dotado de unas facultades innatas y de una creatividad sorprendente para su juventud.

La joven promesa hace ya mucho tiempo que se convirtió en una admirable realidad del toque flamenco actual.

Saludos flamencos

ybris dijo...

Estimar la vida y sus recuerdos más amables.
Ojalá, Manuel, ojalá.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

En el mismo tono cordial y sincero, que has comentado, rindo visita a este lugar, que como casi todos desconocía. Me lo apunto, para seguir disfrutando. Dame un poco de tiempo para zambullirme en este lugar. Te cuento, te cuento.

virgi dijo...

Imagino oir la guitarra desnuda en medio de ese paisaje cuasi abstracto. Pureza. Es lo que siento.

Inés González dijo...

Palabra e imagen = obra de arte

Las blancas paredes llenan mi retina de una luz necesaria...
Gracias Manuel

JosepMª dijo...

Lo que más me gusta es el título:
_Estimar_

Magnífica fotografía.
(nos teneis acostumbrados)

Desolada perspectiva:
La tierra del páramo.
La masada, a cal y canto.
El inmenso azul.
Y el árbol
(¿almendro?)
medio muerto.

O medio vivo.

Tremenda soledad.
Pero no arredra.
...
Y la guitarra de Carlos Pinana.
Cabal.
Y pulcra.
...
Tu ventana
(discreta)
También es un bálsamo.

Isolda dijo...

Precioso poema, apropiadísimas mezclas para admirar la vida.
Besos blancos como la cal, frente al sol.