jueves, 29 de octubre de 2009

Mujer viva





Bien sabemos los segovianos que Segovia es un balcón flotante desde el que ver a esa mujer que lo es todo menos muerta.


Admirarla así, enaltecida de retamas en primavera o repasada por la nieve.
Siempre viva, granítica, luminosa.
Mujer muerta germinal, alusión aérea.
Por hoy, y por muchas, las veces de sentirte.
Las de cantar tu registro amoroso.
No detendremos tu agua, serán de probarla nuestras ansias.
Colgaremos tus besos, ésos que al mirarte nos solucionan parte del reposo.





Desde mi balcón flotante
fui colgando tus besos
y ahora todas las noches
repican con el viento.

Corazón mio no llores
ni tengas penas
que si tu pasas fatigas
otros arrastran cadenas.

Que me he salido a asomar,
ya no me arrimo a las rejas
que me solía asomar
que me arrimo a la ventana
que cae a la soledad.
Deseando una cosa parece un mundo
luego que se consigue tan sólo es humo.
Tan sólo es humo niña, que parece un mundo.

Que soy piedra y puede ser
olvídame, pero advierte,
que soy piedra y puede ser
que algún día en mí tropieces
y en mí vuelvas a caer.

El sarmiento en la lumbre
y el que se enamora.
El sarmiento en la lumbre
y el que se enamora
por un lado se enciende
por otro llora.

La iglesia se ilumina cuando tu entras.
Y se llena de flores y se llena de flores
donde te sientas.

De bronce, compañera no más golpes,
mira que no soy de bronce,
mira que una piedra se quebranta
a fuerza de muchos golpes.

Bajo sus pies, bajo sus pies
florecía la mañana.
Y su cabello tenía la cara
de una intacta.

Al andar de la paloma
al andar tu te cimbreas
al andar tu me pareces
un ramo de flores que se balancea.
Tú me pareces un ramo de flores
que se balancea.

El ibas sólo tambaleándose
borracho de amor
borracho de hambre
borracho quién sabe.


Poema de Pedro Garfias musicado por Enrique Morente.

10 comentarios:

Caminante dijo...

SEGÚN LO LEÍA ... casi al poco, ya se le empezaba a notar la música que llevaban los versos.
Buena noche. Un abrazo. PAQUITA

Amando Carabias María dijo...

La Mujer Muerta... Qué delirio de formas minerales. Aquel día el dios encargado de construir una Península se sintió tierno amante y decidió tomar el granito como si fuera arcilla y acarició su superficie como si contemplara a la amada que dormía y allí era cubierta por la vida del frío, por la vida del viento, por la vida del agua, por la vida sol, por la vida de las etrellas.

Pedro Delgado dijo...

No tenía buenos recuerdos de "esa mujer" pues siempre la veía desde el campamento del Robledo de infausta memoria.

Ahora le he mirado con otros ojos, más cansados, añorantes quizás, pero más alegres.

De Morente mejor dejarlo en un ¡SIN PALABRAS!

Saludos flamencos

Flamenco Rojo dijo...

Se puede decir más fuerte pero no mas bonito...que suerte tiene esa "Mujer".

Un saludo.

Isolda dijo...

Lo leí anoche, muy tarde cuando la sensibilidad está a flor de piel y en cuanto escuché esa maravilla de Morente, mis ojos se iban aguando y no querían seguir.
Entonces es cuando me voy a la cama con todas las cosas que recojo, me pasa muchas veces.

Besos de un nuevo día.

Tempero dijo...

Marwan:

No te imaginas la de veces que pronuncio esa bella palabra. Más que loca/o. Los versos llevan una música que dicen casi imperceptible y que, cuando te das cuenta, la percepción te derriba constantemente.
Pasé buena noche (imagino que al menos sí habrás susurrado algo a la oreja de esa señora).

Besos, Paquita.

Tempero dijo...

Amando:

No seré yo el alfarero que te derive la mirada hacia otro lugar. Como mucho te indicaría mis lugares de entrenamiento día sí, día no, por Valsaín. Pino propio, pino radiante de Eresma. Arcos romanos tan metidos por ahí.
Vivamos de esa Mujer viva.

Tempero dijo...

Olvidadizo Pedro y, ante todo, amigo:
Creo que ya pasarte la mili. Fíjate, tú en el campamento de Robledo y yo en el campamento de Santa Ana, en Cáceres. Tierras que hemos compartido. En común: las encinas.

Morente es adverbio (uno de los 'más') y potencia para hacernos ver y disfrutar.

Saludos antólogos.

Tempero dijo...

Flamenco Rojo:

ya veo que aquí to dios se cambia de nombre y de cuello. Eso está bien, los goznes no deben estar jamás herrumbrados. Y sí, se puede decir más alto y más bonito. Más alto, habría que irse a los 2200 metros de altitud para superar 'La Pinareja', pues así se denomina al melón de la mujer muerta. Más bonito, dame tiempo.

Oye, bajaré a Córdoba a primeros de diciembre. Si vives en Sevilla te llevo el aceite. Mis compromisos son firmes, pero hazme saber dónde.

Espero que disfrutes con Bernarda en la siguiente entrada.

Tempero dijo...

Islasola:

Tu tienes la sensibilidad a flor de piel cuando te vas a acostar. Y o cuando madrugo. A veces me es vespertina. A veces soy fotosensible, pero, ¡ay! la lluvia, a la que tanto amo y demando. Lluvia y lloro con comunes: distintos los rostros de donde proceden.

Pd. El aceite (véase contestación al flamenco).