lunes, 5 de octubre de 2009

necesito algo mas implacable...





http://foroarchive.infojardin.com/hortalizas-huerto-macetas/t-51217.html
(Recomiendo la lectura de la respuesta de Canutitta a lo que necesita para acabar con las zarzas.)
Creo que Canutitta se refiere a que necesita una respuesta más severa para evitar la persistencia de las zarzas.



necesito algo mas implacable...

Amigo. Un hilo delicado, casi manso se advierte como principio.

Primero fingiste una huida de la casa de tus padres. Ellos sufrieron esa momentánea despedida. Luego te fuiste. Más allá de adonde pretendías. Por crecer, por no darte a las vueltas mortecinas de aquella casa que te ahogaba. Lo recuerdo bien. Me lo dijiste, necesito algo más implacable. Y te referías a expulsarte de ti mismo, a no tener que reventar por la autoridad de aquel padre que te tenía emparedado. Tus hermanos, el negocio familiar, tu resistencia. Y cuando te fuiste de verdad fue para no saber nada. Nada hasta que dieron contigo. Y te dijeron que hacían seis años del incendio en la casa de ellos, porque para ti eran ellos. Y que murieron todos. No se pudo hacer nada en aquella noche implacable. Viento y techo de madera. Y cientos de cobras como llamas. Y ahora vuelves y ves ese principio. No abro, dijiste. Ni siquiera había un agujero en la puerta para poder mirar el solar que dejo el incendio. Sólo la puerta se mantuvo. Cuando sacaron los cuerpos, tu tío cerro la puerta. Hasta ahora que tu tienes la llave. La zarza ha abierto su principio. No la arrancas. Simplemente te vas.

6 comentarios:

amparito dijo...

¿Y para cuando un libro con todos estos relatos?
Quiero leerte en papel y guardarte en mi estantería...
Aunque un posible incendio ya no acabará con los que aqui cuelgas para que todos te leamos ¡y sin pagar un precio por ello! ¿o si?

Besos (no de zarza)
Pi
Pd.-bello relato el que te inspiró la zarza curiosa.

Loc@ dijo...

HE DEJADO UN COMENTARIO EN LA PÁGINA QUE ME INDICASTE. Allí estábais los tres. Me alegró el encuentro; al menos sé que Ybris se pasó ayer y también lo hizo hoy.
Qué bonitas las hembras del tirador de hoy, ya te lo dije me recuerdan las del Pirineo. Y, bueno, acepto el ofrecimiento de la foto de aldaba. Como no sé si puedes "saber" mi correo sin dártelo expresamente -mi ignorancia es grandiosa-, te lo dejo:
blas.y.paquita@gmail.com

Gracias a ti y a tu ¿pareja
PAQUITA

ybris dijo...

Huidas del ahogo.
Recurso implacable para poder encontrarnos.
¿Por qué habrá de ser siempre lejos?
Con las zarzas mejor es la huida que un inútil arrancarlas.

Abrazos.

JosepMª dijo...

Soy de pueblo con zarzas.
He ido a la página que indicas,
con las respuestas a Canutitta.
Tierra bendita:
Herbicida al canto.
Qué horror, qué espanto!!!
Gandules.
Homicidas.

Atiéndeme, Canutitta:
Si las zarzas te invaden,
arranca las que puedas,
con tus manos.
Mas si dejas algunas,
tendrás moras.
y, si eres hipertens@,
hallarás remedio en sus raíces,
eficaz infusión,
sin pócimas con receta.

No atosigues más tu tierra,
que es de todos.
Aunque, tal como está,
de envenenada,
me puedes contestar:
¿Y qué más da otra cucharada?

Atiéndeme.
Último aviso:
Sí que nos da,
herman@.
por humana dignidad...

...

Las dos fotografías:
Tiernas
como un principio de vida.

El final del relato:
Duro como toda una vida.
_Simplemente te vas_

virgi dijo...

Preciosas puertas con que nos deleitas. Pero todas cerradas, con huellas dolorosas. La osada zarza nos aventura el futuro.
Toc-toc! (llama un beso para ti)

Shandy dijo...

Na miña terra din que "as silvas son herbas muy inzadeiras e deseguida forman un silveiral". Esa silva sola es muy tierna. El "silveiral" es abandono. Aunque los pájaros podrán comer sus frutos, amorodos ou "amoriños das silveiras que eu lle daba o meu amor", que dice Rosalía.
En cuanto al relato: difícil acabar con todas las raíces del pasado. Mejor no empeñarse.El tiempo decide.