miércoles, 4 de noviembre de 2009

Planteamientos





Con ese título, a principios del año 98 hice una serie de ¿poemas?
Lo cierto es que en la vertical ya tenía una médula que ansiaba indagar en los hechos que más se pronunciaban en mí.
Ya dije en otra entrada de su ingenuidad, que reconozco, pero ciertos ¿poemas? aún me regatean. Este, por ejemplo:



Indaga si los sonidos que te cruzan
son voces de tu tiempo,
o transcurso de algún río;
son densidad de gorriones,
o la aldaba de tu vieja puerta;
son las sirenas que siempre han raptado
la salud del silencio,
o la tos de alguna fachada o rincón,
son los saltos de tu teléfono,
o la llama que se alimenta de leña;
son las piruetas de un cohete nervioso,
o la agonía de aquel jergón;
son tus voces, coladas a tus sueños,
a tus paseos, a tus labios,
o es una noche de grillos;
son tus voces que no se miden
en la salida, para seguir en ti,
o el violín que liba en la orquesta;
son las gárgolas que en el agua
presienten una parábola,
o es la punta de cien grullas que van;
son los cabeceos de un ciprés,
o el vapor que espera a la leche de un café;
son infinitos sonidos.

Cada sonido asiste a tus pasos,
éstos que hacen de cada camino
una escucha, un catálogo de líneas cruzadas.
Pero indaga, en la intersección,
el silencio.

14 comentarios:

amparito dijo...

Yo, a menudo, pienso lo contrario. Si no naceremos con toda la sabiduría posible y la vida no es otra cosa que el ir perdiendola o olvidándola poco a poco

Besos con sabor a sabidurías pasadas

Amando Carabias María dijo...

Pues creo que estoy de acuerdo. Pero primero, que se me olvida, me encanta esta forma de decir tan suave y tan honda, como el agua o el canto de los pájaros en el bosque.
Y creo que sí, que en el silencio podremos descubrir el significado de lo que ya sabemos, aunque no lo entendamos, aunque no lo hayamos descubierto.

Caminante dijo...

Bronca... cuando se está convencido de ser poseedor de la verdad los motivos para abroncar a los cercanos son múltiples. Siempre habrá algún motivo si uno está dispuesto a encontrarlo... busca y encontrarás.
Mañana estaré en el Café La Cibelina a las 9 y media. Besos. PAQUITA

Flamenco Rojo dijo...

Un catálogo de ideas,
¿o de realidades?

Un saludo.

JosepMª dijo...

Infinitos sonidos.
Infinito silencio.
Y en medio:
Ese mínimo ser
que llamamos Persona.
Yo.

Nosotros.

Lacerante mezcla:
Inteligencia.
Sentimiento.

Indagando sin reposo.
Sujetos a
_un no se qué que queda balbuciendo_(*)

Hasta el final.


(*)Tus comentarios sobre S.Juan de la Cruz.
Qué alivio!

Isolda dijo...

¿A esas honduras le llamas ingenuidad?
Me parecen unos versos de muy difícil elaboración y fantásticos, de verdad.
Como dice Josep Mª, lacerante mezcla: inteligencia y sentimiento.

Besos silenciosos isolados.

Shandy dijo...

He seguido con el ratón la vertical, los planteamientos y las piruetas de un cohete nervioso.
Sólo desde un intimista y ensimismado silencio se puede indagar sobre los infinitos sonidos. Por eso se frunce mucho el ceño:)
No infravalores este poema, tiene una buena caída en su verticalidad.
Bicos de saltón

Tempero dijo...

Pi:

El nacimiento no se nace, se hace. Lo que solemos perder nada más nacer es el instinto animal. los hay con buen instinto, aunque civilizado, muy lejos del de los animales, donde el miedo, el hambre y la defensa prevalecen por encima de todo.

Besitos.

Tempero dijo...

Amando:

El silencio es muy puñetero, te cuenta más de lo debido.

Abrazos.

Tempero dijo...

Caminanta:

Que te me vas del tema. Soo! Que mi planteamiento era otro. Teníamos un motivo que era el regalo del aceite y se cumplió, con retraso de media hora, pero se cumplió. Con dos botellas por falta de una. Por lo de la espera. Nos encontramos, ves, porque lo busqué.

Besos a tu locura sana.

Tempero dijo...

Pepe Gonce:

Uno abre su armario vital y con qué se encuentra: con realidades idealizadas. Eso me ocurre por haber crecido. ¿A ti no?

Abrazos.

Tempero dijo...

Josep María:

Lacerante.

Te juro que me has quitado la palabra de la boca. Pero no por lo planteado en mis 'Planteamientos', que algo tienen de dolor, sino por una de las entradas que tengo preparada sobre los algarrobos vs catalpas donde la palabra/sentimiento 'Lacerante es la clave. Lo verás, estimado.

Tempero dijo...

Isolda:
tienen la simplicidad de la época por la que atravesaba y la escasa exigencia que me imponía a la hora de enhebrar las palabras. Me interesaba más el decir que el construir. Ahora quiero construir bien y decir sencillo, vamos como construían los mozárabes, por ejemplo, sus viviendas.

Besos asoleados.

Tempero dijo...

ShandY:

Saltar hacia arriba es más complicado que caerse.
Sé que el poema está bien sujeto y que como mucho cimbrea (antes dije 'regatea'). Pero no tengo ganas de repetir lo que, en simple, he dicho a Islasola.
¿Y tú, que tal saltas hacia arriba?
(Por las caídas no me gusta preguntar.)

Besos transversales.