viernes, 8 de enero de 2010

Silencio: conversaciones.



Franchete(Francisco Alcantud Cambronero), FUENTEALBILLA (Albacete)

-Franchete, dígame algo de su campo.
-Le digo, digo yo, ¿no le ve las espuelas al silencio?
-¿Y éso es bueno?
-Es lo que es.
-¿Y qué tal se convive, así, tantos años como lleva?
-No suelo hablar mucho de ésto.
-¿Y le producen mucho estas viñas?
-La viña antigua necesitaba mucha compañía, mucha charla, ¿sabe usted?
De esta emparrada se encarga mi hijo.
-Sí, ya sé, la mecanización.
-Sí, un modo de campar el ruido.


27 comentarios:

Tinta de aterrizaje dijo...

Por mi infancia en un pueblo turolense sé bastante del silencio.
El campo necesita de ese silencio como de ebullición.
¡Qué sabiduría encierran ciertas personas del campo!

Amando Carabias María dijo...

Las espuelas del silencio...
Llevo unos minutos colgado de ellas. Qué imagen, Tempero, qué imagen...
Y a veces se clavan bien en los ijares, que hasta te dejan sin respirar, otras cuando sientes su aguja, sales corriendo...
Sí, son sabias las gentes del campo.

Inés González dijo...

Mi abuelo paterno era un hombre de campo, pasábamos horas recorriendo las húmedas tierras del campo tucumano en silencio, me fascinaba ir montada a su lado, me hizo perder el miedo a los caballos y a disfrutar del olor del animal.
Ese era un silencio sin aguijón, no de viñas sino de cañas de azúcar, hoy esta magnífica entrada tuya me arranca gustosa de la memoria esas imágenes.
Gracias Tempero!
Un gran abrazo

Caminante dijo...

Como a Amando Carabias
también a mí se me clavaron
las espuelas del silencio...
y eso no es ni bueno ni malo
es... lo que es
una forma de escampar el ruido.
.......

Y -otra cosa- conoces el valle de Benasque, los picos del Aneto, Posets o Perdiguero?
Si te das una vueltita por mi página los verás... acompañados de mi crónica ¿? ¡siempre divertida!

Según lo escribía me parecía estar escuchando a un vendedor radiofónico o similar.

Estás bien ¿verdad?
Besos desde Éboli: PAQUITA

Isolda dijo...

Ole,ole y ole, Tempero.
Qué entrada tan completa, la imagen dice tanto! El título impresionante. Con estas dos cosas, te habría bastado, pero aún regalas ese diálogo que me sumerje en el silencio de los tiempos, de antes y de ahora y con la música apropiada.
El sabio Franchete: "es lo que es"
Me ha llegado al alma, de veras.

Isolda dijo...

Mira si me ha llegado, que me olvidaba de los besos en silencio.

JosepMª dijo...

Viña moderna,
podada
para vendimiar a máquina.
Ninguna mano
tocará las uvas:
Vino higiénico...

virgi dijo...

Filosofía sin más.
Hablar lo preciso.
Decir lo necesario.

Preciosa foto, un beso

alicia dijo...

Impresionante manto de silencio en esta entrada. Tierra dormida, sonido aletargado. Es cierto que los frutos requieren mucha charla, canciones de vendimia, manos de sarmientos, confesiones a ras de suelo, consejos, secretos, verbos húmedos.
Me pregunto cómo sabrá el caldo de una viña de silencio. Tal vez como esos versos que nunca escribimos...
Qué hermosa imagen, Manuel

Flamenco Rojo dijo...

La Filosofía del silencio. Todo está dicho...aunque nadie ha dicho nada de la guitarra de Pepe Justicia, un placer para los silencios.

Un abrazo.

amparito dijo...

Me encanta esta entrada Manuel
y me gusto tu recomendación

ybris dijo...

Genial conversación.
Perfecto modo de campar el ruido.

Abrazos.

Shandy dijo...

Franchete sabe escuchar el latido de la tierra.Y tú le tomas bien el pulso con la palabra (a ambos). En cuanto a esos difusos sarmientos, parecen flotar en y entre un denso silencio. Confieso que a primera vista, la imagen me pareció un fondo marino, algas flotantes. Perdóneme usted,hortelano, que es de tierra a dentro y le quedan los mares lejos.
Por cierto,siempre me pareció difícil captar o sugerir el silencio con una imagen. Ahora, en vez del "Los sonidos del silencio", pensaré en "El silencio de los sarmientos".

Tempero dijo...

Tinta:

De acuerdo con lo de la sabiduría que ciertas personas encierran. Lo más apropiado es que se dé a conocer. En este cuaderno han aparecido muchas referencias a gente con la que me he ido cruzando.

Saludos.

Tempero dijo...

Amando:

El arte a los que nos gusta tiene mucho de espuelas y llevarlo montado o encontrarse con él mientras cabalgas es un lujo.

Abrazos escuchador/escribidor.

Tempero dijo...

Inés:

Oye, que no me importaría ser la magdalena de Proust.
Sé que el retorno de mi abrazo te llega. Ah, ¿probaste el buen vino, no? Pues ten por seguro que era un vino hablado.
Abrazos.

Tempero dijo...

Paquita:

Ya te he visto con el pelo algo más corto por esos picos oscenses.

Estoy en plena forma, contento de tanta lluvia aunque aún no haya podido sembrar. Tengo la deuda del vino. Cualquier día te llamo y te lo llevo y hablamos. ¿Vale, princesa Eboli?

Besos.

Tempero dijo...

Isolda:

Mira que eres generosa y de alma atravesable. A mí también me llegó la conversación con Franchete.

Los besos en silencio, ¿qué decibelios llevan?

Tempero dijo...

Josep María:

Un nuevo tipo de vino el que acabas de acuñar. Si puedo no lo beberé. Suelo comprar vinos de bodegas pequeñas y poco conocidas.
Creo que también se está haciendo un vino sin alcohol. Desde luego tata asepsia no es buena.

Abrazos, amigo.

Tempero dijo...

Virgi:

Filosofía, además, de la que me gusta y de la que habría que tener más en cuenta.

Gracias, otro beso.

Tempero dijo...

Alicia:

Los versos que nunca escribimos -si quiere un recomendación-acaban escociendo, sobre todo si los sientes.

Para versos buenos sobre el vino acude a las flores del mal de Baudelaire.

Saludos.

Tempero dijo...

Pepe aflamencado:

Ya se que tu eres puro en lo del flamenco y que de lo aflamencado huyes, pero es tu dibujo el que me sugiere ese calificativo. Gracis por hacer Justicia de mis aportaciones guitarrísticas.

Otro abrazo.

Tempero dijo...

Amparito:

¿La recomendación es la que yo me imagino?
Buen lenguaje, ¿eh?
¡Cómo se aprende de la buena literatura!

Tempero dijo...

Ybris:

En el campo, en la absoluta mecanización hoy el ruido no sólo campa, acampa y a sus anchas.

Abrazos.

Amando Carabias María dijo...

¿Vino sin alcohol?
¡No, por favor! ¿Y lo veremos? Peor aún, ¿lo beberemos?
Ímpedelo tú que puedes

Tempero dijo...

Shandy:

Puestos así, y de tierra adentro, puedo ponerme a pensar en unas chuletas a la brasa de unos sarmientos que, con un buen vino, genial medicina para el silencio ya reposado.

Besos.

Franchete dijo...

Hola Tempero, me has dejado intrigado con el texto.
Lo ha escrito Franchete, de Fuentealbilla. No lo conozco ni se quien puede ser, pero Franchete de Fuentealbilla soy yo.

http:www.franchete.com

Por favor dame, si puedes mas informacion

info@franchete.com