miércoles, 24 de marzo de 2010

Hablando por sí solos




DELUXE

De tanto callar (Fin de un viaje infinito)

Dicen que ahora vives en un agujero negro
y que te has vuelto como la nieve mas fría,
que ya no hablas con nadie,
que todo es gris en tus días de hielo.

Dicen que en tu vida no entra un rayo de sol
y que has cerrado para siempre los ojos,
que caminas feliz a oscuras
por lo que puedas ver.

Dicen, dicen,
pero tú no dices nada.

Dicen que sonríes en la soledad
y que de noche hablas a escondidas,
que cantas y bailas con los espejos
esperando alguna respuesta del tiempo.

Dicen, dicen,
pero tú no dices nada.
De tanto callar,
tú ya no dices nada.

Dicen que hay un ángel a los pies de tu cama
que siempre vela por tu suerte,
pero tú sólo ves la vela al final del camino
y la llama en tu lecho de muerte.

Dicen, dicen,
pero tú no dices nada.
De tanto callar,
tú ya no dices nada.

Dicen, dicen,
pero tú no dices nada.
De tanto callar,
tú ya no dices nada.

Dicen, dicen,
pero tú no dices nada.
De tanto callar,
de tanto callar,
de tanto callar,
tú ya no dices nada.

12 comentarios:

Inés González dijo...

Pues yo no diría nada, pero sí saldría corriendo del agujero negro para zambullirme en ese verde magistral y revolcarme sin límites en esa tierra noble bajo los árboles aunque me pique la nariz.

Amando Carabias María dijo...

Impresiona la reunión de árboles para celebrar la llegada de la Primavera, árboles de espuma y luz

alicia dijo...

Oasis de Primavera... Y no es un espejismo. Dan ganas de rodar y rodar por la loma hasta llegar a ese jirón de paraíso!

mateosantamarta dijo...

Como a Amando, también a mí me ha impresionado esa reunión que tiene algo de consciente, de voluntaria,de unión para celebrar y, como Inés, yo también me pondría a dar saltos como una cabra en ese lugar. Y no digo nada más. Un abrazo.

Isolda dijo...

Supongo que el poema va dedicado a Delibes. Tan hermoso como esta fotografía, que dan ganas de colgarla en la pared de enfrente, para no dejar de sentirnos apegados a la tierra.
Besos como almendros en flor.

JosepMª dijo...

Qué explosión de flores!
Son almendros?
Belleza en blanco y verde.

El poema
penetra
hasta
las entretelas...

ybris dijo...

Hablan por si solos, claro.
Aunque aparentemente callen.
Es que hay silencios que sí dicen mucho.

Abrazos.

Shandy dijo...

Tempero, en la belleza no suele haber ruido. El silencio de la fotografía es armonía, belleza, una mirada estética sobre la naturaleza que me lleva al romanticismo de Caspar Friedrich.Silencio cálido, intimista y acogedor el de los almendros de luz alba y rosa, silencio vivo el de los verdes, silencio que invita al paseo, el de los caminos.
En la letra de Yoel el silencio es sobrecogedor. Está muy bien definido desde el principio: "un agujero negro", y no hay adjetivo que no remita a la oscuridad, hasta ese verbo "Dicen" tan impersonal.Desolador. Yoel es un buen músico y compositor, romántico también, pero con un lenguaje expresionista que taladra el alma del ser.
A él le debemos una de las mejores versiones de "No niño novo do vento". Creo que ya la conoces.
Un buen contraste de silencios
Un abrazo

virgi dijo...

Pisar suavemente el verde, sin huellas, acercarme hasta ese recinto mágico, casi místico, y oir el rumor de las abejas entre las flores. Todo lo demás, silencio. Y luz.

Porverita dijo...

No sé si me gusta más la fotografía o el poema ¿Es tuyo? ¿las fotografías de los almendros y de las encinas son tuyas también?

Preciosa reunión de almendros en número y disposición parecida a la de una panda de fiesteros: un corro de 7 u 8 músicos.

Salud.

Me alegro de que haberte descubierto en el sitio de Pedro.
Si vas al Isabel de España el miércoles, seguramente estaré también allí.

Porverita dijo...

Lo siento, no me había percatado de que era una canción. De todas formas me gusta mucho más como poema que como canción.

Preciosas fotos de la naturaleza. Quizá te "secuestre" alguna para los blogs ¿puedo? De todas formas citaré la fuente.

Salud.

medea dijo...

una de tus mejores poesías, y por razones obvias me siento muy identificada. Pero ¿para que decir algo si nadie te escucha?al menos los que se supone deben escuharte