miércoles, 17 de marzo de 2010

Travesía



Inicio una travesía hacia el Sur. Recojo tanta luz como me quepa. Dejo que la hiedra trepe, que no dimita, que se acerque si lo desea. Me voy con esa soleá breve, con el corazón paciente. No me tortura la espera. El Sur siempre me resultó. Ahora sé que llevo el corazón engarzado en rojo. Al Sur mi cubil, mi deseo lleno de ramas. Al Sur por un tiempo. Al Sur más cardinal.


9 comentarios:

amparito dijo...

Que te siente bien tu sur y que no te pierdas en el.
Te lo desea de corazón
Pili Amparo

Amando Carabias María dijo...

Que el sur te reciba como le esperas, o si lo hace de otro modo que lo recibas como se merece.
Buen descanso.

JosepMª dijo...

Te vas al Sur.

Algún día
entraré
en Itálica.

Si vas,
pronuncia,
allí,
mi nombre...

Amigo.

alicia dijo...

Y traenos un poco de sur en los bolsillos..! soleá, callejuela, cal y olivo.
Besos cuesta abajo

Beatriz Ruiz dijo...

El sur... los sures... sí... también existen...

Y el color rojo!!!... hummmmmmm...

Pásalo bien, disfruta, riete... y si puedes, descansa...

Beso...

virgi dijo...

El sur rojo de fuego.
Verde de aceitunas.
Verde y roja la foto. Preciosa.
Cada una en su orgullosa verticalidad, llenas de luz.
Buen sur, pues

mateosantamarta dijo...

Ellas buscan el sol moviendose hacia arriba y tú lo buscas hacia abajo...Feliz viaje. Un abrazo.

ybris dijo...

Soy más del norte.
Sin embargo he venido también a el sur.
Pero al sur montañoso del nacimiento de Guadalquivir.

Disfruta (yo ya lo estoy haciendo).

Abrazos.

manolotel dijo...

Pues por aquí, por Cádiz, estaremos. Si hay alguna manera de contactar estaría encantado de invitar a unas cañas, que ahora se van apeteciendo un poco más.

Un abrazo.