jueves, 13 de mayo de 2010

El carro de Camille Saint-Saëns

¿Quién no escuchó alguna vez el carnaval de los animales de Camille Saint-Saëns?
Escuchad que yo ilustro. El perro aún está de guardián.















12 comentarios:

Miquel dijo...

no era fácil colocar los radios, hacerlos seguros, duros y fuertes. calcular las distancias y el aguante del peso...los romanos nos dejaron muchos legados (hay que ir al mueseo de Huelva para ver la rueda circular extractora de agua en las minas romanas)....me gustan los carros...dan sensación de marcar el tiempo en su justa medida, ni rápido , ni despacio...aunque supongo que cuanto más alejado del punto medio más deprisa pasa todo...así, cuanto más al punto central, más despacio, hasta llegar a el centro, el mismo centro de la circunferencia...¿se moverá, estará estática ? y si está estática...¿pasará el tiempo allí?..¿puede ser que Dios habite en el punto central del Universo, en donde no pasa el tiempo?...con el permiso de ustedes, me desayunaré con un Scapa...hoy el dia está lluvioso...salut

Porverita dijo...

¡Qué buena manera de rematar!

Si no llega a ser por esa fotografía final nunca habríamos sabido la escala cierta de los animales. Esta última foto es, para mí, la mejor: la que proporciona el tamaño real de los detalles, y el hecho de que siga siendo un detalle y no muestre la totalidad, ni de la rueda ni del carro.

Eres un artista y... ¿también profe de música?

Amando Carabias María dijo...

Me citaste en el piso de abajo, para cuando subieras a este piso esta entrada, a que opinara sobre lo que viera en este post.
Y ya entiendo. El carretero, o alguien que tenía libre acceso al carro, era un artista, un artista cuyo nombre quizá los tiempos no salven, pero cuya obra ya ha salvado.

virgi dijo...

Un desfile muy personal. Los animalitos estarán felices de que los hayas re-sacado a la luz con el acompañamiento tierno y divertido de SS.

Besitos de óboe y fagot.

JosepMª dijo...

El _Carnaval de los animales_
de Saint-Saëns
es pura intución sonora.
Filigranas de ritmo.
Humor del fino.
A l@s niñ@s les encanta.
Comprobado.

Con tu permiso.

Miquel:
El (duro)soneto del dia 13
Y la Metafísica & Teología
que encabezan
estos comentarios,
me mueven a este (personal)aparte.
Apuntas donde no consigo llegar.
Dudas compartidas.
Cordialmente.

Tempero.
Te lo habré dicho antes.
En tu blog encuentro
reflexión
y sosegado trato.
Y si seguimos así,
espero volvértelo a decir.

mateosantamarta dijo...

Conocí los carros, aunque un poco más modernos y menos artísticos que éste. También conozco el Carnaval de los animales y he visto a veces estas pinturas que están en un estado de degradación que las hace más hermosas y sugerentes, pero así, todo unido, adquiere un tono de algo redivivo.
Te felicito. Un abrazo.
Muy interesante la reflexion de Miquel.

Tempero dijo...

De momento ese carro está estático y bajo teja (de uralita, prohibida ya). El otro día dediqué a investigar el otro lateral. Los dibujos están más difuminados, Miquel, pero aún se puede ver claramente un tigre. Dátelo por dedicado en la siguiente entrada.
Detestable siempre ha sido para mí el uso de esas trallas restallantes que usaban en los circos frente a los tigres.

Sí suelo valorar lo que me han dado, sobre todo si ya es imposible el renovarlo. Y ante este día tan soleado admito por mente la lucidez de mis árboles y el trasiego de la viña elaborada: un buen vino.

Salud, amigo.

Tempero dijo...

Porverita, aún no he rematado. Ya verás el tigre en la siguiente entrada. Te dejo un limonar muy jugoso como 'malagueña'.
No soy profe de música aunque tuve un oído muy agudo de chiquitín y tocaba la flauta de oído. Si me hubieran exprimido a lo mejor era músico. Pero prefería ser un niño rebelde y feliz en el pueblo.

Besos, M.

Tempero dijo...

Desde luego que sí fue un artista, Amando. Y con garra.

Por fin el sol en Segovia.

Abrazos.

Tempero dijo...

Virgi: por favor, no me menciones a las SS que ya tuvimos bastante. Prefiero la paz profunda de Bill Douglas.
A este artista lo ví hace 22 años en el Auditorio Nacional.

Este es el enlace de 'DEEP PEACE'

http://www.goear.com/listen/5927f1f/deep-peace-bill-douglas

Ahora me gusta más el flamenco. Ese tipo de música me parece demasiado angelical. Será que me estoy haciendo viejo.

Bill Douglas tocaba el oboe.
Besos de trombón.

Tempero dijo...

Para mí fue una incógnita aquel revulsivo soneto de Miquel.
Cada día os aprecio más como comentaristas y, desde luego, me afilo para hacer las cosas como se merecen: con buen gusto y con emoción.

Gracias, amigo.

Tempero dijo...

Mateo, no creo en Dios y sí en el ser humano. Creo más en el extrarradio que en el centro. El estatismo de un lagarto me emociona.
Los giros son absolutamente necesarios.
Me emocionan esas pinturas que no restauraré y sí conservaré.

Abrazos.