viernes, 25 de junio de 2010

Paladar de verde

Me apetece contestaros los comentarios de la anterior entrada donde asoma el herraje del tridente de Poseidón de la puerta lateral de la Casa de Lujanes (Madrid, calle del Codo). Pero antes quiero enredarme en el sentir y en la vista. Y eso me urge tras la lluvia.




Era desde un alto cuando el otro día me viniste, tierra.
Y hoy te imagino rehaciendo esos surcos tras la lluvia,
y más adentro voy, que sé que tus semillas sin agua
tan sólo estaban apaciguadas, secretas, pero hoy, hoy
que te ha dado la tormenta en la cara no hay opción,
sé que claman por el aire y clavan por el fondo.
Y siento alegría, siento semillas y el paladar verde.


MINARETE, Alegrías de el Niño de Pura

6 comentarios:

amparito dijo...

Manuel
¿Has visto el documental francés "Nuestros hijos nos acusan?
La verdad es que hay que echarle ganas para verlos (el ritmo francés...En Jaca estábamos 4 y se fueron 2) pero es muy interesante.
Sobretodo me impresionó la diferencia entre la tierra de un campo de agricultura ecológica, con sus lombrices, sus "malas2 hierbas... etc y la tierra "muerta" del campo de al lado...
Tienes que pasarte al campo que más te guste.

Besos de tierra y suelo vivos
(tú ya sabes)
Pi

Isolda dijo...

Esa fotografía es espectacular, la tierra labrada, tejida, como un gran telar, que se tornará verde por el agua.
No me extraña que nos regales, desde la misma tierra, unas alegrías. ¡Menuda la guitarra!
Gracias y besos verdes? sí, de verde limón.

JosepMª dijo...

Geografía.
Geometría.
Surcos:
Paralelas de tierra.
Ocres
que serán verdes.
Y, quizás, trigo.
Aún hay esperanza.

Va por alegrías!

Amando Carabias María dijo...

La foto, que barrunto no será más que el recuerdo de una mirada, origina unos hermosos versos...:
viernes 25 de junio de 2010
Paladar de verde

Era desde un alto cuando el otro día me viniste, tierra...

Debió ser emocionante aquella visiión, potente, para sentir que fue ella, la tierra, quien te saltó a la vista (¡!)como un gato, y no al contrario.

virgi dijo...

La tierra.
Arañada dulcemente o acariciada con fuerza.
La tierra con sus líneas esperando a ser cubiertas, rellenas, perdidas entre la lluvia y el verde.
Qué buena la foto.
Besitos.

Miquel dijo...

Muy bueno, de verdad, muy bueno...los comentarios me sosiegan y están también, muy bien labrados (espero se acepte la comparación). Salut. Miquel