viernes, 18 de junio de 2010

Urdimbre




Urdimbre

De adentro es un pulso inmediato
el que esgrimo. De afuera, son los geranios
servidos desde la fragua incandescente
los que me aturden, reverdecen.
Y a lo más que atiendo es a simular quietud,
a significar lo más ceñido del decorado.
Pero daría una voz hasta arquear el fuego
con tal de situar su palabra en mi entorno,
y que en labios lo inmediato fuera la cercanía.


17 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Y que en labios lo inmediato fuera cercanía...

Fantástico.

PS y para más hermosura, la palabra que tengo que confirmar ahora es miesses... Le sobra una ese, o es que quizá sea más sinuosa.

mirada dijo...

Siempre me han gustado tus maquinaciones, pero tu poesía mucho más....

XD

Tempero dijo...

Amando:

'mies' es una palabra extraordinaria para mí. Durante meses se observa el cereal desde que se siembra, su avance, su evolución. Pero llegado junio el vocablo 'cereal' torna a 'mies'.
Mies siempre fue ya cercanía a siega y a sustento, mies resulta llamativo y sinuoso -como tú bien dices. En 'mies' torna el color de verde a piel de melocotón. Mi padre siempre decía sobre el viraje del cereal: tiene que pasar obligatoriamente del verde al melocotón. Se entendía así que no había hecho mucho calor y que el cereal, cual fruto, maduraba perfectamente.

Abrazos, amigo.

Tempero dijo...

Guadalupe:

lo de XD no lo entiendo. O demasiado corto o demasiado bebido estoy a estas horas. Pero sí distingo muy bien las diferencias que hay entre la 'urdimbre' y la 'maquinación'.
El lenguaje es intensamente bello y revela cada palabra su cúmulo de significados. Distintos, obviamente.

Milleiros.

JosepMª dijo...

Urdimbre vital.
Trama mortal.
Según seas:
Araña o mosca.
Depredador o víctima.

Tanto vale para:
Telaraña.
Campo.
Ciudad.
Patria.
Europa.
Mundo.
Y más...

Mies:
Hermosa palabra.
Aroma.

El otoño pasado vi hectáreas
de maíz
sin cosechar.
(Festival de pastores)

A ver este año,
si dios quiere...

Cercanías:
Lo inmediato
no lo vemos
(o no nos atrevemos a mirar)
hasta que nos damos de narices.

Ay, amig@s!

Isolda dijo...

Vaya pedazo de poema el tuyo! ¿Cómo se da una voz hasta arquear el fuego, si es preciso?
Me quedo con la palabra urdimbre, que hoy te ha servido para entramar los versos con los versos.
Bessos...como las olas.

ybris dijo...

Y desde la quietud urdir palabras
potentes contra el fuego omnipotente:
que esas palabras cuajen en los labios
y hagan inmediato lo cercano.

Tu poema hoy, como el de la entrada anterior, me deja atónito.
Es muy bueno.

Un abrazo.

virgi dijo...

...una voz hasta arquear el fuego...

Muy bello, como las telas de las arañas, luminosas, laboriosas...

Besos

Shandy dijo...

Tempero, "arquear el fuego"... buena metáfora. Sólo Vulcano, que tenía la fragua bajo el volcán Etna, podría conseguirlo. Tu poema esta bien tejido y fraguado.
La música es placentera y la imagen, con su belleza, me resulta inquietante. Como apunta Josep Mª puede ser urdimbre vital o trama mortal o las dos cosas a la vez.
Un abrazo

Miquel dijo...

Me gusta....

Tempero dijo...

Josep:

Mucha hilatura tiene tu comentario. He pensado anular la posibilidad de los comentarios en las entradas dejándolas en un silencio hablador particular. Y si alguien desea comentar que lo haga en privado. De momento no lo haré. Comentarios como el tuyo revocan mi decisión. Y a lo que vamos.

Me quedo con esa parte tuya sobre las cercanías:

Cercanías:
Lo inmediato
no lo vemos
(o no nos atrevemos a mirar)
hasta que nos damos de narices.

Cierto. Lo inmediato no lo vemos. Oye pero que no siempre me incluyo en ese plural. Hay un libro muy didáctico, hermoso y ejemplar de Agustín Comotto que te recomiendo de verdad: 'La selva azul'. Un viaje de un maquinista que quiere llegar a la prodigiosa selva azul. Pues verás, la atraviesa y no es consciente de que lo ha hecho. Los libros de Comotto plantean este tipo de viajes y, además están muy bien ilustrados.
Te dejo un enlace que sé que vas a leer. Que te guste:

http://www.nuevashojasdelectura.com/ilustrador/NHL13_ilustrador.pdf


Un abrazo, amigo.

Tempero dijo...

Isolda, ¿te gustan las palabras que tienen trama? A mí la palabra 'trama' me gusta. Es deliciosa. De pequeño era muy revoltoso y siempre me decían, 'Ramón, ¿qué estarás tramando?' Y me decían 'Ramón' porque mi nombre completo es Manuel Ramón. Pero ya sólo figura en la partida de nacimiento. Además, en Lugo capital hay una librería deliciosa que se llama 'TRAMA'. Pero ya que te gusto 'URDIMBRE' te haré algo con la palabra 'MIMBRE'.
¿No me digas que no te gustan los cestos?

Besos en la cresta (de la ola).

Tempero dijo...

Cabal Ybris, punta de Ocejón en tu palabra, vitalidad del Sorbe en tu decir justo, Majaelrayo. Perdón que me escapo. Dijiste atónito: pero no lo dirías porque quedas pasmado por un objeto o suceso raro. Bello latín que ya apenas resulta incandescente.

'Attonitus': herido del rayo. La derivación 'Tonare', tronar. Bella palabra atónito. Ves, por eso pensé yo en Majaelrayo y su oculto hayedo, no el que visita todo el mundo, el de detrás.

Abrazos, montañero.

Tempero dijo...

Virgi:

Tú si eres laboriosa tejiendo tu poética. Empezaste como una leve gota aspirando el perfume de las vocales frente a un volcán que sí arqueó el fuego e n su momento y, ahora, tienes tejida una red casi inabarcable.

Besos, Virginia.

Tempero dijo...

Shandy:
al Etna no lo voy a mencionar pero sí al Vesubio. Ya lo sabréis.
Y, por cierto, ¿es que os habéis puesto de acuerdo en el 'arqueo del fuego'? Me gustáis, que no os prive lo económico y que prefiráis la buena poesía.

Un broker jamás entendería esta página y sí, desde luego , un arqueo de caja. Y a lo mejor ni éso. Ya el dinero es imaginario y financiero. Y ése sí es un entramado bien urdido.

Un buen abrazo sin llegarte a arquear.

Tempero dijo...

Miquel:

me gusta que te guste y entiendo tu brevedad sincera.
Gracias.

mirada dijo...

"el teu gest, trama
- subterfugis d'un teixit -
el meu cos, ordit"

del blog de una querida amiga...
http://addlibitum.blogspot.com/

"tu gesto, trama
- Subterfugios de un tejido -
mi cuerpo, urdimbre"