jueves, 1 de julio de 2010

Ausencia de luz

El paso de la siguiriya

Entre mariposas negras,
va una muchacha morena
junto a una blanca serpiente
de niebla.

Tierra de luz,
cielo de tierra.


Va encadenada al temblor
de un ritmo que nunca llega;
tiene el corazón de plata
y un puñal en la diestra.

¿Adónde vas, siguiriya
con un ritmo sin cabeza?
¿Qué luna recogerá
tu dolor de cal y adelfa?

Tierra de luz,
cielo de tierra.


De: Poema del cante jondo F.G.Lorca




Vaya esta foto en limpio, como anticipo de la luz y la posible discordia de la próxima entrada.




Cuando yo me muera
te pido un encargo:
que con las trenzas de tu pelo negro
me amarren las manos.

Cantado soberbiamente por Manolo Caracol esta siguiriya.

4 comentarios:

Miquel dijo...

cerámica en el aire...¡¡¡

Porverita dijo...

Todo muy bueno: poema, cante e imagen: dos palomitas de cerámica -¡¡admirable artesanía!!

Isolda dijo...

Parece un cuadro, qué fotografía tan sencilla y tan buena!
Quedo intrigada con la discordia que prometes; venga o no venga la luz, tiene una claridad deslumbrante. ¿Para cuándo una exposición a dos bandas? Sugiero.

El día que traigas la puerta entera, dinos por favor dónde se encuentra, me gustaría verla de frente.

Besos luminosos.

JosepMª dijo...

Bello diseño
de cerámica blanca.
Viejo, ya.

La oscuridad me alivia
de tanta luz.

La siguirya
rasga,
araña,
hiere...