miércoles, 7 de julio de 2010

De basuras y otros recuerdos

III. LOS CHIRRIONES
Atravesaban por otra calle unos chirriones de basura, y llegando enfrente de una botica, los cogió la Hora, y empezó a rebosar la basura, y salirse de los chirriones, y entrarse en la botica, de donde saltaban los botes y redomas, zampándose en los chirriones con un ruido y admiración increíble; y como se encontraban al salir y al entrar los botes y la basura, se notó que la basura, muy melindrosa, decía a los botes: «Háganse allá.»

Los basureros ayudaban con escobas y palas, traspalando en los chirriones mujeres afeitadas, y gangosos, y teñidos, sin poder nadie remediarlo.

La hora de todos y la fortuna con seso Francisco de Quevedo y Villegas



Mi infancia son recuerdos pero no de un patio de Sevilla sino de un pueblo en el que cada casa tenía su basurero. A más animales, más mierda: una suculenta ecuación para la tierra. Íbamos a las soleras (rastro que queda donde antes hubo algo) de los basureros a rascar tierra negra dormida durante, al menos, un año. Era para los tiestos, para que los geranios chillasen de color. La basura, como un buen vino de crianza, necesitaba reposar durante un año, fermentación incluida. Luego se llevaba en los remolques a las tierras donde se hacían unos pequeños montoncitos llamados cotos. Desde éstos se esparcía luego. Así de sencillo. Ahora todo es más líquido.

Este poema en redondo, o basurero, me merece un respeto. Está (estaba, imagino, ya pasaron tres años desde la foto)en el valle del Baztán. No es el basurero desparramado que se formaba según caía al suelo. Este es un basurero aseado, no sé si melindroso. Lo cierto es que es un verdadera obra de arte. Y lo digo convencido.




Albertucho Basura en que nacen flores

Exiliado de mi vida
nutrir me quiero de prosa,
soy axioma inútil,
rosa que florece compartida.
Si no sé pues me lo invento,
igual que invento canciones.
Soy basura y sentimientos,
basura en que nacen flores.
Mi más ínfima neurona escupe cuando amarga el viento
y en tinta dibujo y no miento lo que mandan mis hormonas,
quizás aprenda algún día y no haga falta inventario
Río que lleva mi saliva se desborda reventando
pues sin avisar me inunda, y el unicornio de Silvio
me hace anotar mi delirio, ¡machacarsela sin funda!
Exiliado de mi vida
nutrir me quiero de prosa,
soy axioma inútil,
rosa que florece compartida.
Si no sé pues me lo invento,
igual que invento canciones.
Soy basura y sentimientos,
basura en que nacen flores.

11 comentarios:

amparito dijo...

Hombre, Albertucho...
A Baztán iremos el último fin de semana de Agosto... por si coincidimos
Mucho mejor gestionada estaba la basura (sosstemible) que producíamos ahora que no el despisfarro de medios y energía (y dinero público para grandes empresas privadas) de ahora...
Pero, ¿quién es el que para el carro del consusmismo ahora que nos hemos subido a el todos?
Bonito tema para reflexionar: la basura
Besos, limpios y "escoscaos" (como dicen por aquí)
Pi

Pedro Delgado dijo...

"Esterquera" o "estercolera" era la palabra para designar ese lugar a donde iba lo que se sacaba al limpiar las cuadras donde dormían las bestias y por añadidura toda la basura que generaba la casa o el cortijo, que por entonces no era mucha. Desde luego nada de plásticos, ni cristales, ni latas...
No había nada que reciclar y auqella basura volvía a la tierra como abono orgánico.

La red o el aprisco donde dormían las ovejas se cambiaba de sitio cada tres o cuatro días para que los excrementos se fueran esparciendo por el barbecho que al año siguiente daría trigo, cebada, garbanzos, o lo que fuera.


Saludos flamencos.

Tinta de aterrizaje dijo...

Visualmente el entorno es muy acogedor.
Entiendo tu consideración respecto a la obra de arte del basurero, no deja de ser una construcción meditada, un asiento de materia bien dispuesto.
Genial Quevedo, escritor como pocos.

No conocía a Albertucho, letra la suya para entretenerse.

mateosantamarta dijo...

En mi pueblo -siempre estoy con lo mismo, pero es que nací en un pueblo- se llamaba muladar o abono: era el lugar al que iban a parar todos los residuos orgánicos -incluídos excrementos- y trás ese ciclo de un año de fermentación se llevaba a las fincas agrícolas para abonarlas. Se sigue haciendo donde persiste esa actividad agricola. Como recuerda la canción de ese sustrato aparentemente no muy atractivo suele salir lo mejor. Un abrazo.

Isolda dijo...

Nací en una gran ciudad, pero tuve la suerte de pasar los veranos, entonces muy largos en los pueblos; así que todo me suena y me alegro de recordarlo.
Hoy en día, en países como Alemania, Bélgica y Holanda, cada familia hace su pequeño estercolero. Ya sabeis que suelen vivir en casas que aquí llamaríamos adosadas, pero tienen siempre un jardín o huerto por pequeño que sea. Y lo aprovechan todo para abono posterior.
Aquí con tanto "acosado", no se le ocurre a nadie, en líneas generales.
Preciosa foto, Manuel.

mateosantamarta dijo...

Con tu permiso Manuel. Tienes un blog, Isolda, ¿cual es su nombre? Me gusta seguir a quien me sigue pero aún no encontré tu blog. Gracias por seguirme y un abrazo.

Isolda dijo...

Mateo, no tengo un blogg, tengo lo que llaman un perfil. No sería capaz de llevar uno y además disfruto mucho al leer y comentaros. Si clicas en la foto o en mi nombre, ahí mismo arriba, verás los bloggs que sigo.
Precisamente hoy hemos hablado de tí, en el almuerzo con Mercedes(Pienso luego escribo)
Muchos besos.

Porverita dijo...

En mi nuevo piso tengo una terraza enorme que no utilizo. Creo que voy a empezar a fabricar mi propio composts o como se llame, para las macetas.

Me ha gustado un montón la historia campesina de la basura nutricia.

Salud.

mateosantamarta dijo...

Con perdón, otra vez, Manuel, por utilizar tu blog como buzón; quería seguir el blog de Isolda y no lo encontraba.
Isolda he visto tu perfil pero no encontraba entre esos blogs ninguno tuyo. Seguro que sería bueno si quisieses tenerlo. Un abrazo, amiga.

JosepMª dijo...

El pasadolunes,
dia 5,
ingresé en el hospital.
Me operaron de la rodilla.
Vuelvo a estar en casa.
Entro en tu blog
y me encuentro
la maravilla de:
_Trigo_

He disfrutado todas las entradas.
De punta a cabo.
(me dió en el alma la foto del niño con el maíz)

Hace mucho tiempo,
aprovechábamos abono ecológico.
Hoy amontonamos basura industrial.

Algún error
(de Goear?)
no me permite
(últimamente)
escuchar las canciones.

Contento de volver.
Un abrazo.

Isolda dijo...

Josep Mª, en cinco días y ya estás en casa! Ahora se hacen maravillas en cirugía. Me alegro de que estés de vuelta
Cuídate mucho.
Molts petons.

PS. Cuando no da problemas blogger, lo da goear. Ultimamente fallan ambos mucho.