martes, 13 de julio de 2010

Un hombre sabio a través de un cepellón de hierba


¿Se acuerdan que ya mencioné a Ubaldo Barrero Rojo en este cuaderno?
Fue en la entrada de 'Pulsos y electrocardiogramas'. Pues ése es, el que está tumbado sobre los rastrojos y al que su perro negro mira. Fue el verano pasado, a mediodía.

Ubaldo es pastor. Aún le quedan tres años para jubilarse. Sus ovejas estaban a cuatrocientos metros. Bajo control.


Ubaldo para mí es un hombre sabio. Un hombre que tiene incrustado el campo de tanto trabajar y permanecer en él. Sabio al modo de como Antonio Muñoz Molina explicaba en un artículo dedicado a Henri Rousseau:

"Y cuando digo sabios no quiero decir eruditos, aunque algunos lo son o lo eran, sino gente que hace extraordinariamente algo, un arte o un oficio, que domina un campo del saber. " (Recomiendo el artículo entero, pinchando en el enlace).


Esta es la fuente de la Manzana, situada en el término municipal de Martín Muñoz de las Posadas, Segovia. Fuente que no se seca. Fuente en medio de un páramo seco.

Se habilitaron en esa fuente unos canales escalonados para que bebieran en ellos las ovejas. Actualmente estos canales están medio cegados. Algunos, como el de la siguiente foto, mellados. Eso provoca que se salga abundante agua y crezca mucha maleza. Antes se mantenía todo limpio, ahora las ovejas beben en las naves donde se recogen al terminar el careo.

Y ved lo extraordinario que hizo este hombre sabio en el canal para evitar que se derramase bastante agua al inicio de la fuente: colocó un parche natural de un pequeño cepellón de hierba que enraizó allí mismo, en la mella. El agua ahora continua hacia los canales de abajo, aunque cegados por la vegetación y el abanadono. Y aun así, es posible refrescarse y bien beber. No hay otra fuente en unos cuantos kilómetros a la redonda.



Y queden estos archivos musicales de diverso calado. Disfrutadlos, tenéis todo el verano por delante. Nos vemos pasadas ls calores. Bebed todo lo posible. Cuidaros.






Tendremos Que Esperar (Xoel-DELUXE)

Hoy he vuelto al manantial
de las aguas prohibidas,
ya no me importa mojarme,
ya no me importa mojarme.

Y aún es pronto para ver
si fue un sueño pasajero,
si lo echaremos de menos,
si lo echaremos de menos.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.

De nada sirve el manual
de vidas infinitas,
que no quiero equivocarme,
ya no quiero equivocarme.

Y aún muy lejos para ver
si fue un sueño pasajero,
si lo echaremos de menos,
si lo echaremos de menos.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar
las palabras más bonitas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar,

Tendremos que esperar
las palabras más bonitas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Ya no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.





Fandangos de Manuel Torre (Cantados por Mijita Hijo, a la guitarra Perico 'El del Lunar')

Contagiosa, y a mí me han dicho
los grandes doctores
que tu enfermedad era contagiosa
y mira si yo a ti te quiero
que el agua que a ti te sobra, mujer,
yo con ansia me la bebo.


Aunque el dinero te arrolle
no desprecies al infeliz
yo he visto un rico vestir
con los deshechos de un pobre
y de puerta en puerta pedir.


Corriendo se me aparó
antes de llegar a tu puerta
mi caballo se aparó
parece que comprendía
que me ibas hacer traición
y volverse pa´atrá quería.





Rumba interpretada por Pedro Ricardo Miño al piano (Del disco 'Contrastes' de Gualberto/Ricardo Miño).

Niña no venga a pegar a la fuente
que el agua no tiene culpa
que se enamore la gente.





Mohana (Totó la Momposina)

Mojana, Moana, Moana
Espíritu del agua
espíritu burlón.
Tengo que abrirte
mi corazón.

Envuélvela
con la tarraya
púyale los ojos
donde ella vaya
p'que nunca más
se olvide de mí
p'que yo no tenga
más que sufrir,
porque yo soy un negro,
Moana,
cadenas en el cuerpo
y en el alma,
y sin embargo tengo ritmo
aquí en mi corazón
y el mundo se vuelve loco
cuando toco mi tambor.

18 comentarios:

Miquel dijo...

De primeras, una cagada. Voy y me dirijo a mi biblio. No miro. No pienso. No estudio. No traslado. Pero yo a mi puta bola.
Error ¡ . No sale nada y lo que sale ya lo tengo en mi biblio. Juan Jacobo no tiene nada que ver con Henri.
Pero yo, a mi puta bola.
Y miro , remiro y me jodo y no entiendo.
Porque yo,
a mi puta bola.
A ver , Miquel, deja de pensar en lo que quieres te te escriban y, piensa más en lo que los demás quieren escribir.
Pero yo, a mi puta bola...
Por eso, me cuesta tanto entender-me...
a mi puta bola...

ybris dijo...

Hombre sabio Ubaldo donde los haya.
Bástele la sabiduría de enraizar un cepellón por donde el agua se pierde.
Ojalá no seque esa fuente.

Un abrazo.

ybris dijo...

No se seque, quería decir.

JosepMª dijo...

En mi pueblo había varias fuentes,
que regaban todos los huertos,
por sabio,
riguroso
y suficiente
turno.
Los viejos hortelanos murieron.
Las fuentes se cegaron.
Solamente dos:
La Mina d'Aulivero
i la Fontjoana,
se abren, aún,
camino agreste,
hasta el rio.
Tambén se van a perder...

Ayer compré rábanos,
en el Súper:
Venian de Holanda.

Isolda.
gracias por tus buenos deseos
en la entrada anterior.

Isolda dijo...

Te vas y nos dejas, eh Manuel? Que no me entere yo, de que andais por estas tierras y no os poneis en contacto conmigo.
Me ha hecho gracia el comentario de Miquel, a veces es difícil entenderte, creo que siempre se me escapa algo. Soy menos de campo, pero también recuerdo todas las tardes yendo a merendar a una fuente, bien andando, bien en bicicleta, dependía de la distancia y algunas hoy, se han convertido en centros de estudio; ahora mismo me vienen a la memoria las cuevas del Toll en el Moianès.
Entonces eran una maravilla, helechos gigantes por los alrededores y musgo a mansalva.
Ahora, creemos que podemos dominar el agua; ¡Ilusos!
Besos a todos, Josep Mª despacito y buena letra.

Amando Carabias María dijo...

El agua en esta tierra nuestra es un bien tan precioso que lastima a los ojos y las mientes lo que cuentas. ¿Cuántos Ubaldo quedan aquí o allá?
Eso de "a la vuelta del careo" me ha encantado, sí señor, desentrañando palabras para los pobres urbanitas. Así define el diccionario (segunda y tercera acepción) el verbo carear:
2. tr. Dirigir el ganado hacia alguna parte.
3. tr. Dicho del ganado: Pacer o pastar cuando va de camino.

Y el sustantivo careo muestra estos significados:
1. m. Acción y efecto de carear o carearse.
2. m. Ext. Porción de terreno dividido para la montanera de bellota o hayuco.
3. m. Sal. pasto (‖ hierba que pace el ganado).
4. m. Sal. Conversación, charla, holgorio.

Por tanto, sabiduría del hombre y sabiduría del lenguaje.

Felices vacaciones.

virgi dijo...

Preciosas palabras al agua, al campo, al hombre.
Un manantial en medio del campo. Un milagro no siempre bien respetado.
Me entran ganas de ir a beber...

Besitos y buen descanso.

Shandy dijo...

Un sencillo reportaje tan bien hecho y dispuesto como el cepellón de Ubaldo. Todas las fotos son bonitas, pero la luz y el contraste de colores de la del Ubaldo absorbe y penetra la mirada: rojo, amarillo naipe, azul mahón y la morenez de su rostro y de sus manos. Se impone su figura del pastor sobre la lejania de ese páramo de hierba seca bajo el cielo de un azul intenso.
El artículo sobre "El aduanero" y otros sabios de Muñoz Molina es para guardar y releer. Sin tu permiso, lo archivo.
Menos mal que tenemos el verano para deleitarnos con la música. Vendré a refrescarme de cuando en vez, haciendo caso al consejo de una abuela: Si tienes sed, vete al caño. El agua sale fresca.
Un abrazo

El peletero dijo...

Es verdad, los verdaderos sabios no saben que lo son, ni son eruditos ni cínicos. También es verdad que son “gente que hace extraordinariamente algo, un arte o un oficio, que domina un campo del saber”, pastores, cantantes, médicos, pianistas, pintores como Henri Rousseau y fotógrafos que dicen muy acertadamente que la fotografía es cosa de milímetros, igual que la peletería que además necesita buen pulso para no cortar ni un pelo, erudita también, como todas, pero... intrínsicamente cínica.

Gracias por dejarme entrar en tu casa y muchos saludos.

Tempero dijo...

Miquel:


Dícese que dejando a los niños libres pueden tomar posturas malas y hacer movimientos que perjudiquen a la buena conformación de sus miembros. Este es uno de tantos vanos raciocinios de nuestra equivocada sabiduría, que nunca se ha confirmado con la experiencia. De los muchísimos niños que en los pueblos más sensatos que nosotros se crían con libertad de sus miembros, no se ve que uno sólo se hiera ni se estropee; no pueden imprimir a sus movimientos la fuerza suficiente para que sean peligrosos, y cuando toman una postura violenta, el dolor les advierte en breve que la cambien.

Juan Jacobo Rousseau, Emilio

Tempero dijo...

Ybris:

44 tengo y aún no se secó la fuente.

Y estos versos tampoco se me secan:

y déjame muriendo
un no sé qué que quedan balbuciendo

San Juan (Cántico Espiritual)

Tempero dijo...

Josep:

También, por ejemplo:

La Font de Gorraptes, junto a Los Failons, a unos 4,5 kilómetros de Vinebre (hacia el norte).

Tempero dijo...

Isolda:

ya te avisaría a través de Amando o del flamenco. Pero no será esta vez pues estaré junto a un cráter elevado.

Del agua su uso, nunca su dominio.

Besos, hermosa.

Tempero dijo...

Amando:

bien sabes que enfrente de donde trabajas se hacen o practican muchos careos. Pero esos me interesan menos a mí. Dejémosselos a la justicia.

La sabiduría de hombres como Ubaldo es impagable y, sobre todo, reconfortante.

Tempero dijo...

Virgi:

de haberlo sabido antes te hubiera llevado agua de esa fuente.
¿No hay agua de Lourdes o de Fátima?

Te aseguro que el agua de esta fuente sí es milagrosa (pero que no se enteren nada más que los que aquí estamos).

Tempero dijo...

Shandy:

sobre la última foto Ubaldo nos contó lo que el hizo con la maleza un año. De ese relato salió una palabra a la que volveré con una entrada. Me reí muchísimo. Ubaldo también se reía. La palabra se parece a 'alcahueta'. Digo se parece, pero nada tiene que ver con la chusmería.

Abrazos frescos.

Tempero dijo...

Peletero:

¿Utiliza usted mucho el escalpelo?

Estos son los sabios que me gustan, los de a través del tiempo y la realidad, los sabios de contraste.

No me de las gracias, estas puertas de esta casa están totalmente abiertas y aireadas.

Saludos recíprocos.

El peletero dijo...

No, ¿lo utiliza usted?

Yo sólo usaba la cuchilla, el agua, la tiza, las pinzas, los clavos, la cinta métrica, el peine, el lápiz...

Saludos.