lunes, 23 de agosto de 2010

Fantasía calculada a la derrota

A ese poste de luz

Verbo de piedra es hoy
lo que ayer detuvo luz.
Al menos hoy memoria,
fantasía calculada a la derrota.




11 comentarios:

Miquel dijo...

simplemente extraordinario... este es un poste de luz calculado a lo infinito... De materia primera y conjuntado con la naturaleza. Nada se desaprovecha ...salut

Isolda dijo...

No sé qué decir. Aun sin cable, a través de la porcelana, el poste oscuro es tan luminoso como la suite del ballet de cascanueces, tocado por la Argerich.
Los versos son brillantes, Tempero.

ybris dijo...

Si verbo, nunca excesiva la derrota.
Aunque sea de piedra.

Excepcional.

Abrazos.

Shandy dijo...

De como se alumbraban nuestros antepasados, antes de la llegada de la electricidad, da cuenta Muñoz Molina en "Historia de la noche". Esta "megalítica" torre, que tiene algo de primitivo, con sus frágiles piezas de cerámica, de modernista y delicado diseño, parecen trasladarnos a un tiempo tan lejano como aquel de los cándiles, velas y lámparas de gas. Y sin embargo es memoria de ayer mismo. Pero memoria, aunque en las aldeas de Galicia queden todavía numerosos tendidos eléctricos con postes de madera y cazuelas de cerámica o cristal.
Dos siglos son suficientes para hacer historia de la luz eléctrica, para viajar por los viejos cables de añosos tendidos eléctricos que siguen proyectando luz sobre la historia de los pueblos. Tu texto e imagen son bellos testimonios de un pasado reciente, pequeñas historias que derrotan al olvido, que alumbran otro tiempo y hablan de otros modos de vida.

virgi dijo...

Tu poema es precioso, Manuel.
Y algún día tienes que enseñarme esa torre, debo acariciarla por todos sus puntos cardinales.

Tempero dijo...

Miquel:

Ese es un poste perfectamente calculado. Diríamos: más vale que sobre. Estoy seguro que ese poste no se caerá en la vida y, por supuesto, no lo derrotará la nieve como ocurrió en Girona esta pasada primavera y que dejó sin luz a muchos ciudadanos.
La pizarra por estas zonas abunda.
Salut.

Tempero dijo...

Isolda:

Párate a mirar.
Mira y piensa: el cable no volverá.
Párate a pensar.
¿Al hablar ubicamos las ausencias?

Tempero dijo...

Ybris:

No dejaran de ser las piedras sílabas ordenadas y discretas decidoras.

Si se desordenan, nos quedará el recuerdo, lo que fue y la reforzada fantasía.

Abrazos.

Tempero dijo...

Shandy:

Aunque ya la corriente eléctrica no se distribuya por estos hermosos y 'megalíticos' ejemplares entusiasma sentirse atraído por la memoria.

Ya se sabe que toda corriente eléctrica genera un campo electromagnético. Todos los postes, todo lo que fue, algo de imán conserva.

Tempero dijo...

Virgi:

Encantado. Cuando vengas a Madrid me llamas y te enseño mi pueblo, Hoyuelos, y de allí, a 11 kilómetros, nos vamos a Ortigosa de Pestaño: aquí los podras acariciar, hay varios ejemplares.

Los versos se acarician/nos acarician de otro modo.

Isolda dijo...

En respuesta a la tuya: evidentemente, sí y cada vez me gustan más tus versos. Besos.