jueves, 21 de octubre de 2010

Vereda: ella erguida.

Que una simple vereda se cargue de vida
a su paso es ya un don apetecible. Ahora,
por ejemplo, voy por ella, voy descalzo,
voy empujando la medianoche, la luna
es el precipicio más clamoroso para ver,
veo que por ella el árbol más inmediato
es origen de acogida y sombra, voy
sacando de ese intermedio constante
el modo de rescindir los sueños incumplidos
sabiendo que una mano te acecha
amorosamente. Y más: distingo el enclave,
asemeja un cordón umbilical donde ella y yo
pertenecemos a esos años que ahora
se nos yerguen por tomar el paso.



Cançoneta incerta (Interpretado por Ariadna Savall)
(Josep Carner)

Aquest camí tan fi, tan fi,
qui sap on mena?
És a la vila o és al pi
de la carena?
Un lliri blau color de cel,
diu: -Vine, vine-.
Però: -No passis!- diu un vel
de teranyina.

¿Serà drecera del gosat,
rossola ingrata,
o bé un camí d'enamorat,
colgat de mata?
¿És un recer per a adormir
qui passi pena?
Aquest camí tan fi, tan fi,
qui sap on mena?

¿Qui sap si trist o somrient
acull son hoste?
¿Qui sap si mor sobtadament,
sota la brosta?
¿Qui sabrà mai aquest matí
a què em convida?
I és camí incert cada camí,
n'és cada vida.

6 comentarios:

Inés González dijo...

Es verdad! una horqueta total pero de tierra, mi analista con ojillos interrogadores te diría ¿ y a Ud eso que le hace pensar? primero las ramas del árbol y ahora la misma imagen en otro contexto, no vaya a ser Tempero que vos en el fondo sos un cazador impedernido disfrazado de poeta-cordero.
Fuera de bromas este texto me resulta onírico total, una especie de sueño dentro del sueño, mientras lo leía imaginaba la escena: hombre descalzo transitando camino en la medianoche, mano acechante ( menos mal que es amorosa) cordón umbilical...despertar. Final del sueño.
Me gusta, me gusta mucho la idea, sería un buen corto.
Gracias por los besos de niño, pero chupás piruletas? esos que te pegan la cara me gustan más.
Chau pebete, besos de abuela.

Inés González dijo...

Metí mal el dedo, quise decir empedernido. Odio los errores, perdón los horrores al escribir,

Miquel dijo...

Yo, sin embargo, veo otro camino que se abre, que deja el sendero ancho y grande y que corta en linea recta por otra drecera (aquesta també és una paraula catalana, com el poema)...salut

Isolda dijo...

Eres un poeta y por eso ves más allá de lo que yo percibo. Dos caminos que se juntan o se separan, según vayas o vengas. Además uno, vestido de cielo azul, te llama según Carner y otro, cubierto de telarañas, te dice: no pases.
Esta es la libertad que nos es dada, escoger todos los días y estrellarnos al cincuenta por ciento y así es la vida.
Besos a derecha e izquierda, Manuel.

PS. Com va això Josep Mª? Digan's. Una abraçada ben forta.

Tinta de aterrizaje dijo...

Quizá sea una siemple vereda o quizá sea una metáfora de 'ella'.
Porque, ¿quién es 'ella'?
"se nos yerguen por tomar el paso." es un verso hermoso más frente a la forma que toma la vida y las veredas, la 'y' griega.

mateosantamarta dijo...

Como dice Isolda, los caminos que se bifurcan se juntan si vuelves.
Un texto muy sugerente y ¡además he podido oír la música y la canción ya dos veces; espero que no se vuelva a ir: hermosísima! y le va muy bien a tu texto.
Un abrazo.
Me alegra mucho poder oír, pues en este sitio es tan importante como ver o leer.