miércoles, 12 de enero de 2011

Brindis con la vida




Cómo no estas aquí,
repito, aquí,
aquí, fuera del verso,
aquí, inquieta,
fuera de la anatomía de la palabra;
a lo más, el verso es un pulso
que incita, que no es nada,
impostor de ti, a lo sumo,
cómo no estás aquí,
aquí, en espiral de hierba,
para no utilizar yo el poema
como tirano ineludible
de tu falsa presencia, cómo, repito,
estar tú para echar abajo
todo este perfil sostenido
a base de rabia y preguntas,
siempre la misma, cómo,
cómo no estás aquí,
aquí, escriturando la pasión,
sin palabra alguna que la disuada,
aquí, y dejar yo este combate estéril
que por unanimidad decide
ser poema; y nada más.
Cómo no estás aquí.




Seguirilla popular

Y a canelita,
me hueles tu a mí.
Y el que no huela
a canela no sabe distinguir.
Y a canelita me hueles tú a mí.


Eran dos días muy señaladitos
de Santiago Y Santa Ana
y le rogué yo a mi Dios
que me aliviara a mí las penas
que tiene mi corazón.

6 comentarios:

medea dijo...

excelente regreso.La poesía es hermosa y la fotografía que la acompaña también. Y para que a mi me guste una poesía... Una curiosidad ¿tiene dedicatoria? ja ja o me la puedo autodedicar

Inés González dijo...

Soberbio poema Manuel, intenso, agónico, espejando el tormento de la pasión contenida, de un amor sin resolución, de una musa eterna, tan eterna que se escapa como un mar en en fuga fuera ya de todo límite y asidero.

La foto curiosísima también, has planteado la otra cara de la cueva, del pozo, miras o nos haces mirar desde adentro, desde las entrañas del ser y la tierra.

Afuera, el amor, la musa verde como esos prados nos inyectan luz, vida, alegría.

Me viene a la memoria una vieja canción de Paco Ibañez, él también con su voz rota, vieja y cansada por los años, habla de palabras de amor y nada más.

Por más que se revele el poeta ante la imposibilidad de tener a su amor tangible, la palabra liberadora lo arranca de la angustia existencial, romántica y se erige como un tirano ineludible libre ya, sin ataduras y se pone de pie como un grito agónico.

Te felicito pibe, hoy has pegado lejos.

Flamenco Rojo dijo...

Brindo contigo Manuel...

Un abrazo.

Pd.- Atento al joven granaino David Cortés.

Isolda dijo...

Es una belleza, Manuel, te lo llevo diciendo desde hace tiempo. Estás escribiendo como nunca antes.
Quiesiera atribuirme las palabras de Inés, porque no se me ocurre mejor manera de comentar tus versos.
¡Cómo transmites la ausencia, reflejada en el umbral de esa puerta! Pero no nos engañas, la pasión por la vida está ahí y brindo tambien contigo.
Besos de hierba y cante.

Shandy dijo...

El poema está muy bien comentado por Inés.

Yo te anoto unos versos de un poeta que tú también conoces:

La borrasca y el poema están en
el papel. La lluvia y la poesía en la realidad.
(Diario de la luz, M. A. Curiel)

Un brindis por la catarsis de luz.

Shandy dijo...

Un brindis por la catarsis de la luz.
(Sin el artículo pierde significado "La luz")