miércoles, 25 de mayo de 2011

Retama

Tuoi cespi solitari intorno spargi,
Odorata ginestra,
Contenta dei deserti.

Canto XXXIV, La ginestra, o il fiore del deserto (La retama o la flor del desierto)
Giacomo Leopardi

Se le da muy bien a la retama habitar terrenos áridos. Creo que Leopardi se excedió al considerar las laderas del Vesubio como desierto. Os puedo asegurar que este año pisé el desierto de verdad, el de arena, y ni rastro de retamas. Ese poema de Leopardi, del que existen muchas versiones es muy recomendable y bueno. Tan sólo quería hoy rebozar un poquito este cuaderno de ese pecho que tiene la retama donde olor y color se vierten a raudales.
Encuentren su estrella en forma de retama, gozarán durante un buen rato.



La estrella (tangos), Enrique Morente, de su disco 'La estrella'.

2 comentarios:

Miquel dijo...

También a mi me gusta la retama ¡¡¡¡

Inés González dijo...

Estas retamas parecen gritar:

Yo poseo el verano como un fruto maduro,
el día es verdad, vivo,arrastro por la tierra
una sombra que distancia del rumor
de las demás sombras.

( fragmento del poema El día es verdad, en la luz última de Manuel Álvarez Ortega)