miércoles, 22 de junio de 2011

Hábitats


( De esa Cumbre )

Donde yo estuve sin ser montaña,
esa cumbre,
nubes a favor de los delfines,
sol como troquel de unos cuerpos,
cielo y tierra
se amagan desde entonces,
esa cumbre existe,
y su larga bajada
a los campos del sueño.
El agua es una medida blanca,
el vino el queroseno
de la médula.
Los ojos desde esa cumbre.


Esta canción lleva por título, Silver Cloud


3 comentarios:

Miquel dijo...

El piano siempre me hace pensar...me gusta

Tempero dijo...

Miquel,

a veces te diría lo que el escribiente de Bartleby, de Melville,
preferiría no pensar. Él prefería no hacerlo.

A mí hay cierta música que sí me hace pensar. Y mucho.

Salut, amigo de la vespa.

Anónimo dijo...

Todo se diluye.
se va diluyendo
poco a poco
hasta llegar al olvido.