jueves, 30 de junio de 2011

Hábitats


( De una aldaba I )


quien quiera que seas
quieras lo que quieras
pasa
es verano
pasa sin llamar
no interpretes mal mi postura
simplemente descanso
tú, sí tú
que pareces mirarme con fijeza,
pasa
aunque nada quieras
puede que suceda algo


Summertime


5 comentarios:

Isolda dijo...

Muy sugerente tu poema de acceso a otra estación, Tempero. Maravillosa la simbiosis con Summertime. Ay, las aldabas...
Un beso con el piano de fondo.

Miquel dijo...

aldaba...que palabra tan bonita ¡

Tempero dijo...

Miquel, Isolda:

ustedes pasen, sin llamar, traigan todos los invitados que deseen, salvo que resulten pijos o pedantes pues no los aguanto, beban, entremézclesen con lo circundante, coman, toquen, absorban, cotilleen, hurguen.
En definitiva, la vida se trata de eso, ¿no?

Salut.

Susan Urich dijo...

Pasa, que la puerta está abierta.

Tempero dijo...

No lo dudes, Susan, pasaré.