martes, 19 de julio de 2011

Mi versión de la noche

19/07/11

Meto los ojos en el traje de neopreno.
Buceo. Aparto con facilidad los edificios.
Me gusta ese parentesco que tengo con la luna.
Todo lo irresistible tiene su punto de partida.

Irresistible, Marie Boine de su disco In the hand of the night

9 comentarios:

Tinta de aterrizaje dijo...

Muy buena música la de esa noruega.
Todo lo irresistible tiene su punto de partida: ahí parece anidar redundancia. ¿Y el fin, la llegada?
A la luna conviene tenerla como piel, nunca falla como luz.

Saludos, Manuel.

Miquel dijo...

No lo tenía conocido...

Inés González dijo...

Esta entrada Manuel, me parece exquisita.
Texto imagen y música se funden para deleitarnos.
He mirado muchas veces esta foto, sé que colgaste hace tiempo la misma imagen pero en una versión más clara.
Me quedo con ésta, me remite a esas aguatintas tratadas a la "manera negra", una técnica difícil de la gráfica, y como bien dice su nombre se parte de lo negro para bruñir y sacar las luces.
Si miramos detenidamente el cielo descubriremos a la izquierda el semi perfil de una mujer, una delicada ceja se posa en el arco superciliar mientras las nubes nos regalan en bajada la nariz.
Una aventura Chagalliana, dónde los personajes nadan en los cielos.
La voz de la noruega hace el resto...
Me ha encantado!
Un abrazo pibe.

Isolda dijo...

Ay qué música! ¿te acuerdas que quería traducirla? Ya se ha quedado grabada para siempre. Lo de bucear en la noche apartando edificios es impresionante.
Besos noctámbulos.

Tempero dijo...

Tinta:

el fin como eterno retorno, por ejemplo.

Tempero dijo...

Miquel:

precisamente por conocer somos más ignorantes.

Salut.

Tempero dijo...

Inés:

tú y tu ojo lleno de olfato. So perra.

Tempero dijo...

Isolda:

besos nictálopes.

Carmen dijo...

ya ha amanecido, con el primer café del día y el jolgorio de los gorriones de mi puerta en otro paisaje, en otro hábitat y en silencio otros comienzan la noche...


—Duerme tranquila, querida, no hay un alma. Nunca he visto tanta paz

Gracias por la recomendación, me ha gustado mucho el cuento, voy buscar a este hombre