miércoles, 2 de mayo de 2012

Laberinto




Aquel pecho me vació todos los caminos.




Laberinto, bulería por soleá de Pedro Sierra, de su disco Decisión.



Por abajo canta el río:
volante de cielo y hojas.
Con flores de calabaza,
la nueva luz se corona.
¡Oh pena de los gitanos!
Pena limpia y siempre sola.
¡Oh pena de cauce oculto
y madrugada remota!

Del ROMANCE DE LA PENA NEGRA, Federico García Lorca

9 comentarios:

Inés González dijo...

Esta imagen más que un laberinto es una espiral.
Esa línea continua que jira al rededor de un punto y a la vez se aleja de él.

La espiral es uno de los símbolos más antiguos y se encuentra en todos los continentes, habiendo jugado un papel fundamental en el simbolismo desde su aparición en el arte megalítico.

Parece que en muchos lugares representaba el ciclo "nacimiento-muerte-renacimiento" así como al Sol, que se creía seguía ese mismo ciclo, naciendo cada mañana, muriendo cada noche y renaciendo a la mañana siguiente.

Actualmente, la espiral también es empleada como símbolo para representar el pensamiento cíclico, en diversas propuestas filosóficas.
Dice así la tan recurrida Wikipedia

Aquel pecho me vació todos los caminos.
Una muerte segura, un quedarse en el laberinto, un vaciamiento amoroso mucho más antiguo que el pasado reciente que imaginamos.
Este texto, este nombrar, este poema breve es tan romántico que duele.

Inés González dijo...

Dejando de lado las definiciones, interpretaciones y wiki pedias, te pregunto, ésta espiral en la naturaleza es una pita cortada en el tronco?

JosepMª dijo...

Laberinto.
Del mío,
voy saliendo
y volviendo a entrar.
Cojeando...
Pero estoy vivo.

Todos los caminos
me vaciaron el pecho.

La canción es bellísima.
¿Lo de la foto es una especie de cactus?

Tempero dijo...

Inés interpretadora, tú si sabes de espirales. La foto sí es de una pita que, para impedir que se le clavara a uno en el ojo, la desmocharon. Como siempre, la naturaleza enseñándonos sus heridas que, en este caso, cicatrizan bien.

Josep, andar haciendo caminos: me alegra infinitamente que aflores por aquí.
Abrazos fuertes.

América dijo...

''Lava tu cuerpo
con agua de las alondras''...Una sensación de perdida muy bien descrita.
La bulería por soleá muy bella,la guitarra llena todos los espacios.

Roggen dijo...

Hermosísimo verso.

Tempero dijo...

Pues sí, hermosísimo verso, Roggen.

Miquel dijo...

Buen verso. Salut

Isolda dijo...

Después del desbroce de Inés, no puedo decir nada. Escucho esa bulería y me quedo descifrando tu frase tan contundente.
Besos, Manuel.