jueves, 16 de agosto de 2012

Ser trazado 2

¿Por qué tenemos que escribir poemas?
      Nos expresamos siempre.
      Son tantas las formas.
      Viviendo, al soñar, reír, enmudecer, en una conversación, un clase, un gesto una frase.

Rafael Cadenas, Anotaciones



Hacía calor. Iba por un camino asfaltado desde Canet lo Roig a Xert. Me detuvieron antes unas oliveras descomunales. Adelanté a una chica que iba en bicicleta. Me paré en esta barraque embobado por su sencillez.
Coincidí aquí con esa chica. Subía una cuesta andando. Bajo la sombra de un olivo hablamos despacio sobre el lugar, los monumentales olivos y la piedra seca. Ella era holandesa. Le brillaban los ojos. Moniumental, me repetía cuando le dije de los olivos milenarios. Oh, lo que habrán visto esos olivos, dijo. Fue una charla de cuarto de hora mirando este barraque. Saco una botella de agua de su mochila. Tenía una barra de pan que sobresalía. La volví a adelantar con el coche. La pite. Hacía mucho calor.


Zyryab de Paco de Lucía 

5 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Supongo que tú no necesitas el verso tanto como el verso te necesita a ti.
Luego te llamo cacho perro y te quedas con cara de '¡anda mi madre!'.
Expresarse es vital, pero está claro que ni con toda una infantería de gestos se llega a comunicar lo que se siente. Imagínate mirando esos olivos de nuevo y tratando de contar a tus amigos qué sentías, hay mil formas de contarlo, sólo tienes que escoger -claro que yo que tú las escogería todas, total, te sobra capacidad-

Besucos, cacho perro,

Není

Tempero dijo...

A ver, Není, agún día me tienes que contar esa intimidad tuya con los versos. ¿Cómo sabes lo que el verso me necesita a mí?
El verso, ese ente luminoso, etéreo y de mil formas y maneras, ese ente deconstruido que abriéndole las puertas se instala en el suelo y de ahí al papel.

No estoy muy de acuerdo. Mejor dicho: palabra y gestos no son excluyentes. Un mínimo gesto es suficiente para que yo lo considere de tal guisa (poético).

Besucos, cacho leona.

P.d. Me sobreestimas.

JosepMª dijo...

Y por qué necesitamos respirar?
Y recitar,
otra vez,
aquellos nombres
que dejamos escritos en la arena?

Aún no he perdido
la capacidad
de emocionarme
ante un olivo milenario.
Cerca de mi pueblo
teníamos doce en un bancal.
Los llamábamos
_Els Dotze Apòstols_
Un nuevo amo los hizo arrancar.
los vendió vivos.
¿Dónde echarán sus nuevas raíces?

Me quedan algunos.
Escondidos tras barrancos.
Hay que caminar para acariciarlos.
Es mi secreto.
Éstos,no los arrancarán
mientras viva.

http://www.youtube.com/watch?v=fdVHvaS4pZY

Y,aquí,la letra:

http://www.viasona.cat/grup/quico-el-celio-el-noi-i-el-mut-de-les-ferreries/no-es-pot-viure/pregunteu-li-a-l-olivera

Y,aquí,la traducción:

http://translate.google.es/

_Farga_ es una clase de oliva, muy apreciada en la zona del Bajo Ebro, mi tierra.


Los sonidos de Paco de Lucía
son Arte
Puro.

Me llevé una alegria
al reencontrar
tu puerta abierta.

Tempero dijo...

Josep, he estado haciendo un viaje aéreo a los alrededores de tu pueblo.
Concreto: me he situado en la punta de la Bruixeta (caray con la brujita) y justo a unos 400 metros hacia el este hay unos ejemplares que rondan los 8 metros de diámetro. Santa copa.Aunque por los Assuts quedan unos ejemplares, menos, pero de mayor calado, diámetro.

La alegría es mutua, quizás porque respiramos al unísono sobre muchas cosas, sobre mucha memoria, Josep.

Muchas gracias por la música y por los enlaces.
Gracias al vídeo he concluido que el olivo no deja de entrañar magia.

Abrazos sinceros, Josep.

Inés González dijo...

Decía mi papá hace poco en una entrevista que le hicieron:

¿Cree en la inspiración o en la disciplina, a la hora de escribir un poema?

-" No creo para nada en la inspiración. El proceso creativo tiene que ver con las lecturas y la disciplina. Un poema, en mi caso, parte de un hecho que me conmueve, o de imágenes, que luego van conectándose con la realidad. Siempre digo y dije que la poesía es sinónimo de comunicación, lenguaje y escritura; la poesía tiene la capacidad de rescatarnos."

Te lo dejo como un aporte más a estas preguntas que, en definitiva nos hacemos siempre, frente al acto creativo.