jueves, 3 de abril de 2014

Lirios vs Horas corrosivas

.


Donde los lirios abiertos adormecen
El dolor de las horas corrosivas.

Son esos dos versos los que me desencadenaron esta entrada. ¿Realmente adormecen los lirios abiertos el dolor de las horas corrosivas? Sí, los lirios, las amapolas, y muchas cosas más. El tiempo se ha vuelto corrosivo, ácido, virulento. Sólo siendo insecto, tal vez. O no siendo más que ojos nos salvemos.



NESTA ESQUINA DO TEMPO  (José Saramago)

Nesta esquina do tempo é que te encontro,
Ó nocturna ribeira de águas vivas
Onde os lírios abertos adormecem
A mordência das horas corrosivas.
Entre as margens dos braços navegando,
Os olhos nas estrelas do teu peito,
Dobro a esquina do tempo que ressurge
Da corrente do corpo em que me deito
Na secreta matriz que te modela,
Um peixe de cristal solta delírios
E como um outro sol paira, brilhando,
Sobre as águas, as margens e os lírios.


EN ESTA ESQUINA DEL TIEMPO

En esta esquina del tiempo aquí te encuentro,
Oh nocturna ribera de aguas vivas
Donde los lirios abiertos adormecen
El dolor de las horas corrosivas.
En las aguas de tus brazos navegando
Los ojos en las estrellas de tu pecho,
Doblo la esquina del tiempo que resurge
De la corriente del cuerpo en que me echo
En la secreta matriz que te modela,
Un pez de cristal suelta delirios,
Y como otro sol planea, brillando,
Sobre el agua, las márgenes y los lirios.


En esta esquina del tiempo (Esperanza Fernandez)

.

3 comentarios:

Maite Jiménez dijo...

Qué bonito todo, Manuel. Me atribula el paso del tiempo, cuando descubro las muescas que va dejando en el espejo. Tardo tantos días en asumirlas! Pero a veces, también siento el frescor de los lirios. Un beso y gracias.

Isolda dijo...

Tus lirios y el poema de Saramago, todo es una belleza. Me quedo, sin embargo, con los versos finales; ya es bastante dura la hora de los lirios adormecidos.
(Tengo a mi espalda unas amapolas murientes que son una maravilla y son gracias a ti, en primer lugar)
Mil besos, como soles que planean.

Sol Pau dijo...

Hermoso. Aunque no te escriba, sigo tus pasos en tu blog. Un abrazo