martes, 31 de agosto de 2010

Compañía

Este vino recomendable es del pueblo conquense de Monreal del Llano, muy cerca de Belmonte, cuna de Fray Luis de León, del que destaco estos versos de su Oda XIII 'De la vida del cielo':

Toca el rabel sonoro,
y el inmortal dulzor al alma pasa,
con que envilece el oro,
y ardiendo se traspasa
y lanza en aquel bien libre de tasa.

¡Oh, son! ¡Oh, voz! Siquiera
pequeña parte alguna decendiese
en mi sentido, y fuera
de sí la alma pusiese
y toda en ti, ¡oh, Amor!, la convirtiese,

conocería dónde
sesteas, dulce Esposo, y, desatada
de esta prisión adonde
padece, a tu manada
viviera junta, sin vagar errada
.






Bajo el vino constante, un borde de labios era ella.
Bajo el vino bebido, un borde de labios era él.

- Bebes despacio.
- Te miro más que bebo.




Me estoy perdiendo por ti.
Tengo que buscar un remedio.
Me voy a perder por ti
y antes de que me vuelva loco
y no responda de mí.

Y en la casa de la pena
ya no me quieren a mí
porque mi pena es más grande
que la que habitan allí.
Mira si mi pena es grande
que no me quieren a mí.

Y el limón con la canela
rebujao con el jazmín
y así tus carnes me huelen
cuando te arrimas tú a mí.

Que bien te camelo
me saben tus palabritas
y a dulces y caramelo.

Caballero, caballero,
mi mare es una gitana
y pare es un caballero
de esos que pelan
borricos
y en las puertas
del matadero..

Hay hombres que por querer
que aborrecen la comida,
qué hombre no será aquél
que el querer lo mantenía.

Si quieres que te quiera
dame doblones, dame doblones
que son monedas que alegran
los corazones.

7 comentarios:

Miquel dijo...

me ha gustado....

Inés González dijo...

Qué buena pinta tiene ese vino, y si tú lo recomiendas mucho más aún, conocedor del patio seguramente no falla, habrá que probarlo.
Dichosa la dama imaginaria o real depositaria del los versos del poeta, que con maestría une los dos placeres: elixir de los dioses y seducción.
Así no hay quien resista.
Un abrazo, Valmont.

mirada dijo...

que me descubro, madre, que me descubro, ...
pues si llevará sombrero y fuera caballero, una vez más ante ti, tus recomendaciones, tus agasallos y tus poemas,...
pois vai ser que si, que haberá que probalo, coa torre ou sen ela...

Tempero dijo...

Miquel:

¿Todo te gustó?
A mí me gusta más Fray Luis de lo que me gusto yo.
El vino ya lo probé. No sé, pero yo por la cercanía pruebo más los tintos de por aquí que los de por allí (Priorat, Monsant, etc...)
¿Mi relato? La verdad es que las mujeres suelen ser más prudentes a la hora de beber. A mí, depende del día.
Pero el vino tenlo en cuenta, es de los mejores vinos jóvenes que probé.

Tempero dijo...

Inés:

¿Tú no serás amistad peligrosa, no?

El relato está basado en un hecho real, pero la dama imaginaria podría ser hasta Ladydark. Lee los sonetos de Shakespeare a dicha dama. Lo merecen.

Abrazos, Merteuil.

Tempero dijo...

Miradas:

Dicen que torres más altas cayeron. Te puedes descubrir siendo mujer. Nada lo impide, ¿verdad?
Sabes que el vino me gusta. Tanto que ya ves cómo acabé en casa de Sergio con el Viña de MArtín.

Besos, muchos y milleiros. Y ya me irás contando lo del vuelco de tu corazón.

delosverdiales dijo...

Evocando con vino al Amado, bebimos hasta embriagarnos
cuando aún la viña estaba por crear.

De la copa, luna llena que, cual sol, el creciente circunda...
¡Cuán copiosas surgen en su unión las estrellas!

Mas, si no fuese por lo intenso de su perfume, a su taberna no me hubiera encaminado,
y si no fuese por su resplandor, mi imaginación no lo hubiera concebido.

De él no conservo el Tiempo sino su última bocanada,
como si al evaporarse se hubiera escondido en el seno de la mente. Puro, sin ser agua; suave, sin ser aire;
luz, mas no fuego; espíritu y no cuerpo.

IBN AL FÂRID.