sábado, 6 de diciembre de 2008

Hogar no hipotecado



La persona que aquí duerme puede que viva acojoná por otras cosas, pero no por la hipoteca del hogar.¿O sí, y por eso se tuvo que venir aquí? Las hipotecas se han convertido en esa lengua de arcilla con que los constructores han lamido al ciudadano en forma de piso y que el banco se encarga de que siga generando saliva. Un ciclo perfecto para si te quedas sin trabajo vivir acojonao. Y las consecuencias personales que conllevan una ruptura de ese contrato. No las voy a enumerar, pero equivocarnos, nos han equivocado.

A modo de escucha, de reflexión, les propongo un nuevo palo flamenco reivindicativo: unas sevillanas. Podrán parecer una ironía, pero lean la letra y luego verán si llevo razón. Mejor dicho, la llevan ellos, los del Puchero.


Letra y música : Antonio Arco
Arreglos: El Puchero del Hortelano


O to el mundo está de vuelta, o yo ando medio perdío,
Medio perdío, cansao de tanta gente tonta, de tanta tele, de tanto ruío,
de tanto escaparate lleno, de la promoción que nunca he tenío.
Ando aburrío, de tanta modelito haciendo el indio,
pa modelo la que me ha parío,
modelos los que dan lo que tienen, los que miran claro, los agradecíos.
Y se vive acojonao, cuando escuchas en los diarios,
dicen que van a subir los créditos hipotecarios,
y ya no se duerme bien por la noche,... donde hemos llegao!

Mi amigo Francisquito, hace aviones de papel.
De papel, les hace una rajita abajo, pa la aerodinámica, que vuelen bien,
los lanza y le salen volando, así también quisiera volar él.
De papel... mojado son sus sueños,
que penita no poder se lo que quieres ser,
penita que me da la gente que no lucha cuando no hay na que perder.
Y se vive acojonao....

Me gustan las personas, me gusta la vecindad.
Vecindad, que es secreto es el respeto, escucha,
que vivas tu vida y que dejes vivir,
pero que fáciles serían los días si la gente viera que es mejor así.
Así, sin raíles, sin caminos asfaltaos que conducen al mismo lugar,
y es que es mu aburrio que la gente compre, vista, coma y se comporte igual
Y se vive acojonao...

Que bonitas las palabras, cuando sabes escuchar.
Escuchar, abrir la mente sin prejuicios,
un poco de empatía que nunca viene mal,
que bonitas las palabras y que feos los que las quieren matar.
Matar, aquellos que se creen que solo lo que ellos dicen
es el no va más, no va menos, no me jodas, no me viene a mi la gana de tenerlos que aguantar


P.D. Y la persona que está en el hogar de la foto recicla todos los cables que encuentra y se saca unas pelillas con el cobre.

3 comentarios:

Pedro Delgado dijo...

Adecuada, muy adecuada, la letra a los tiempos que vivimos; pero ¿rap? con sevillanas no me acaban de llegar. A lo mejor no es rap, no sé...

De todas maneras el mensaje es muy oportuno.

Saludos flamencos.

Inés González dijo...

En medio de tanto "acojone", "cagazo", "pavura","cuiqui", estar cortando bulones" y un largo etc, la magnífica sevillana reivindicativa de Los Pucheros me trajo alegría a la reflexión cotidiana, un poco de luz, ritmo y compromiso artístico son indispensables en medio de tanta negrura.
un abrazo

Mirada dijo...

Si, por desgracia, una suma impresionante de desalojos involuntarios, arrasan el país...
Me da mucha pena, tengo en la retina las imágenes de esas personas, espero que no se nos olvide.
Algo se hará, haremos, estoy segura...

Estos son la caña, me encantan...
(Los pucheros)
Se precisa que las letras de música que nos atrae siga siendo reivindicativa, irónica, que abandere una crítica social, que de muestras cercanas a la realidad que se está viviendo. Así era, y así es, un buen medio de transmisión de sentimientos.

Biquiños.