miércoles, 21 de octubre de 2009

Sollozo



Como entrado en tierra estoy
es por lo que voy hacia esos años blancos
en los que el agua pertenecía a la sed.
Pozos por testigos, muchos mermados ya.
Debería, me pregunto, transigir
ante el olvido un elemento
tan relevante como lo es un manantial,
un pozo, criterios ambos de frescura.
Sólo lo pregunto, sintiéndome
como me siento en tierra.
Sólo el desplegar sin sentido
al agua tiene una respuesta,
y no lo digo yo, lo dice
el seco sollozo desde dentro.


13 comentarios:

Isolda dijo...

Tempero, hace tan sólo unas horas que ví tu nombre en Pavesas y algo me dijo que tenía que ir al tuyo. Te dejé un mensaje que se quedó corto, después de esta entrega que nos ha facilitado Amando.
Yo sé de otro que se volverá loco con todas las músicas, Mayte Martin o Bach.
Un sitio hermoso y las palabras de acogida, muy bellas.
¿Os dais cuenta los dos segovianos, quereis unir corazones porque siempre hay algo en cada uno que merece la pena.
Te incluiré en mis visitas.
Besos con lamúsica que elijas.

Tempero dijo...

Isolda:

Sí, hay una clave, y es la de estar bien temperado. Y no sólo por Bach, sobre todo por la observación y el contenido de lo observado. A Amando lo acabo de conocer. A su hermano Mariano ya lo conocía por un amigo común de Segovia. Mayte Martín, ya lo he dicho aquí y allá, es mi predilecta, mi voz acogedora, como lo puede ser Amancio Prada. Hice al inicio de este cuaderno un entrada dedicada a Mayte tras ir a un concierto suyo dedicado al poeta Malagueño (¿Costa del Sol?) Manuel Alcántara: http://tempero-koroneiki.blogspot.com/2008/06/se-comport-en-nosotros-esta-msica.html

Y sobre todo, si hay una canción que me subterránea (del verbo subterranear, sumergir dentro) es la Vidalita ( http://www.goear.com/listen/fa8a032/vidalita-mayte-martin )

Esta noche la vuelvo a escuchar el el Teatro Español de Madrid. Seguro que tiene algo que añadirme.

ybris dijo...

"Años blancos
en los que el agua pertenecía a la sed".
Si, algo así ese pozo blanco en la parda desolación del paisaje escueto.
Respuesta de seco sollozo esa agua hacia la que nos desplegamos.

Un abrazo.

Tempero dijo...

Ybris:

Creo que tú y yo tenemos algo en común: nuestra lujuria para con la tierra y su agua.

Abrazos.

Loc@ dijo...

Sólo el desplegar sin sentido
al agua tiene una respuesta,
y no lo digo yo, lo dice
el seco sollozo desde dentro.

La avaricia, la inmunda e insensata
avaricia del hombre
que es capaz de devastar lo más "sagrado"
con tal de llenar sus arcas
ignorando volunatariamente
que nos arrroja a todos
al estío.

Me encanta leerte, como siempre me maravilló leer a Ybris, al que veo aquí, lo que mucho me alegra.
Besos a ambos, besos a Kike también. PAQUITA
-le vi en en texto anterior-

Isolda dijo...

Tempero, a Manolo Alcántara llevo siguiéndole desde hace 25 años por lo menos. Durante mucho tiempo tenía un programa en la radio malagueña, con Aberasturi. Programa nocturno e intimista. Además la columna final del Diario Sur, que nunca dejo de leer.
Es un poeta en toda regla. Le concedieron la medalla de Andalucía, que bien se la ganó.

Envidia me das, con el concierto de esta noche!

Me pondré con tu cuaderno desde el principio.

Besos encantadosdeconocerte.

Tempero dijo...

Sí, Paquita, la avaricia. Ésa que dicen que rompe el saco. Ésa que rompe los acuíferos. Ya ves, nuestras tablas de Daimiel cómo sollozan su humo irremediable, mientras maizales insensatos abultan las tierras manchegas.
En tu respuesta te has arrancado en enfado, yo he querido ser más poético. Pero ves, decimos lo mismo y estamos en sintonía. Me parece que tú también tienes una relación de lujuria con la tierra y el agua.

Besos.

JosepMª dijo...

Hablas serenamente.
Hoy has tocado donde duele:
(Y más que dolerá)
Agua.

En mis venas hay agua (y sangre) del Ebro.
Volverán a hablar de El.
Pronto.

Abonos químicos,
heces de granjas,
herbicidas letales,
pesticidas,
(en cantidades industriales)
se filtran
y contaminan los aquíferos.

De pequeño,
bebía agua de los pozos.
Hoy no me atrevo.

Y del Delta del Ebro.
¿qué te voy a explicar?
Me gustaría aferrarme a una esperanza.
No puedo.

Tú lo has dicho:
(y cómo duele)
_El seco sollozo desde dentro_

Tempero dijo...

Habitante del Ebro, beber ya casi es un lujo. Beber al aire, beber en ese agua no tratada, beber en el agua virgen. Me gusta hablar serenamente, Paquita habló desde la rabia. Hablares comunes.
Aferrarme es una palabra que me agrada pero siempre que la utilizamos hay cierta vinculación con la pérdida.

El árbol de la anterior fotografía es un escuálido olmo. Es zona de almendros salteados esa de la Mancha.

Shandy dijo...

La pregunta nos la hacemos muchos, Tempero. Aquí el sollozo de las aguas es un torrente que se ahoga bajo el asfalto. Queda la denuncia. Ese pozo está bien caleado a la mirada de quien sabe captar el mensaje.

Tempero dijo...

Shandy:

El pozo no sólo esta bien caleado, ¿te referes a encalado?
Por suerte tiene agua, cosa rara ya en la Mancha donde ha bajado mucho el nivel freático.
Pero, ante todo, lo que esta el pozo es bien callado.

virgi dijo...

Preciosas palabras, Tempero.
Ese sollozo se conoció mucho por estas islas. Ahora, con tantos adelantos técnicos, desalinizadoras, botellitas que todo el mundo carga y otras facilidades, se ha perdido el valor y la belleza que tiene el agua.
Un abrazo

Tempero dijo...

Virginia; palabras que no sólo pretenden ser preciosas sino esclarecedoras, auténticas y con ciertas dosis de voracidad. Al menos es lo que yo creo sobre las palabras de un poema. ¿Voracidad? Sí, te explico, que coman al lector por dentro. ¿Queda explicado?

La palabra ósmosis me gusta, si le añadimos inversa ya no tanto aunque necesaria para las desalinizadoras.