sábado, 16 de enero de 2010

Microrrelato 7



Poema del Cante Jondo (F.G.Lorca)
ESCENA DEL TENIENTE CORONEL
DE LA GUARDIA CIVIL


GITANO.-He inventado unas alas para volar, y vuelo. Azufre y rosa en mis labios.
TENIENTE CORONEL---¡Ay!
GITANO.-Aunque no necesito alas, porque vuelo sin ellas. Nubes y anillos en mi sangre.
TENIENTE CORONEL---¡Ayy!
GITANO.-En enero tengo azahar.


Microrrelato

Tuve en cuenta la lúdica iniciativa de mis alas. Después, lo demás, ya no era volar.


7 comentarios:

Die Kraft der Liebe dijo...

Me gustó tu blog.

Abrazos y ánimos.

Chino.-

Isolda dijo...

Te superas en cada entrada y me dejas sin palabras. La escena del gitano con el teniente, tan poética, tan dura, que te inspira un micro así de sencillo y elegante, envueltos en la música que nadie escogería; sólo a tí se te ocurre esa maravillosa mezcolanza.
Es lo que siento y como lo siento, lo escribo.
Tengo besos y naranjas en invierno.

Amando Carabias María dijo...

Como dice Isolda sólo a ti se te puede ocurrir esto, pero porque sabes que existe esta fusión. Si un gitano le dice al guardia lo que le dice, lo mejor es que una guitarra flamenca se fusione con jazz... Y claro ya todo es lógico, ni volar parece que sea volar.

virgi dijo...

Pues ya has conseguido algo.
Que el juego no termine, ni la música tampoco.

Besos

alicia dijo...

Qué alegría Lorca, Josele y tú a estas horas de la mañana! Bellísimo maridaje el de música y literatura... Con estos versos y este microrrelato nos haces volar sin alas
Abrazos de espuma

Caminante dijo...

el único vuelo que cortar no pueden... es ése, el de la imaginación.
Buen nublado día: PAQUITA

Tesa dijo...

Es casi casi volar... lo que conseguimos con la imaginación.

Tengo un pollo de agaporni (una especie de lorito pequeño) que me regaló una amiga en edad papillero, se lo sacaron del nido a los padres y lo he terminado de criar a mano yo.
El caso es que, por ello, es muy manso (mansa, porque creo que es hembra) y la suelto a ratos y vuela de la jaula a mi hombro por casa.
Y yo me asombro de cómo con sólo batir las alas se eleva en el aire y llega a posarse en el lugar que elige. Entiendo la pasión de aquellos hombres que observaron a las aves y quisieron volar también.

Divago un poco ...y te dejo un saludo.