miércoles, 13 de octubre de 2010

Adentro


No quiero pertenecer a la estirpe
de ese pez que no navega.
Quiero del rumbo improvisado
su alimento como forma de sucedernos.
Que no tenga yo un costado así, yéndome
a desangrar sal por las agallas.
Afuera, la proporción de aire me ahoga,
adentro,
quiebro los montes
que continuamente arrojan sus algas,
adentro,
la veloz voz no administra su eco,
adentro,
hago de la llama un sucedáneo del fuego.




10 comentarios:

Inés González dijo...

Lo secreto encierra una belleza que no tiene color, éste es sólo el reclamo, no desvela sino acompaña en la travesía interior.
La forma te averigua, presencia/ espejo, dentro del pozo ( donde también hay un eco), siempre hay algo nuevo...

Miquel dijo...

lo dicho ántes ¡¡¡¡

Shandy dijo...

Adentro!, vaya fuerza poética que inspira esa palabra aíslada en el poema, ¡Adentro!, un impulso fonético que arrastra al mar el corazón abolido de un pez y un barco varado, no necesita de las exclamaciones que yo le pongo, pero esa es mi lectura.

Ver esa foto y leer estos versos es pensar en la poética de Manuel Antonio.

Para tus versos, estos:

Encadearemos adeuses de escuma
pra tódalas praias perdidas

Xuntaremos cadernos en branco
da novela errante do vento.

Pescaremos na rede dos atlas
ronseles de Simbad.

E cazarémo-la vela
sobre o torso rebelde das tormentas
pra trincar a escota dunha ilusión.

Para la foto:

A Fragata vella

Floreches no Mar
primaveras amargas
de foulas e escamallos

Aínda que o vento encalme
tremela nas túas velas
unha ráfega de transmigracións

Nese teu corazón inmunerabel
tamén enchen e debalan
as mareas do meu corazón.

Isolda dijo...

Qué dificil, Manuel! Los conceptos adentro y afuera son en tus versos tan relativos! Yo veo pura contradicción: el eco afuera y adentro, el aire afuera y adentro; tal vez es lo que somos, pura contradicción, no importa dónde, pero vivos.
Besos enredados en algas.

Eria.. dijo...

"desangrar sal por las agallas"..una frase fantástica.

Tempero dijo...

Ines:

sabes qerfectamente que aunque me recorra una pátina gris de cuando en vez, mi esternón está trazado de pigmentos de color de los que tú sólo conoces los nombres. La belleza no sólo es incolora, insólita la mayor parte de las veces.

Tempero dijo...

Miquel:

lo dicho días después retomando tu pecio inservible al aire:

dejar como visible y en su sitio aquello que ya no puede ser rentable

Salut.

Tempero dijo...

Shandy:

gracias por retomar a Manuel Antonio. Mañana lo volveré a leer donde tengo el libro. Sabes que muchos poemas de ese libro los llevo adentro.

Adentro y afuera tienen la fuerza de la admiración y el baluarte del intimismo y difícil es traducir su sensación.

Besos ronselados.

Tempero dijo...

Isolda:

¿dudas que en lo realmente somos pura contradicción?
Creo que la contadicción aporta vida.

Me gustan las algas. Se están poniendo de moda y dicen que es el pan del futuro. Lo que le faltaba al mar para esquilmarlo más.

Tempero dijo...

Eria:

una forma poética o más compleja que decir

yéndome a nadar e intercambiar oxígeno por las agallas.

Conseguir que lo obvio sea poético es lo más complicado en la expresión. Sabes que nos queda el recurso de las imágenes y las metáforas.

Besos.