viernes, 7 de septiembre de 2012

Ser trazado 8

En cada cosa comienza o termina el universo.

Rafael Cadenas de su DICHOS.




De tal modo que apoyes una pierna,
la otra inclines, y sepas que, al lanzar,
tu objetivo no es pura venganza,
sí deleite manso, armonía potencial.



Tientos del mentidero de Paco de Lucía

4 comentarios:

JosepMª dijo...

Sí.
El Universo es limitado.
El Espacio, no.
Pretenden abarcarlo
con sus(relativas)medidas.
Patético.

http://media.skysurvey.org/openzoom.html

Sueltan teorias como pedos.

Y yo, pensando
que es más importante
una criatura famélica
que todos los proyectos
Apolo,
Discovery
Challenger,
Soyuz,
Atlantis
y la Polla Voladora.

No, nunca venganza.
Es rastrera.
Mejor Misericordia.
Al final,
sólo los misericordiosos
la alcanzarán.

Íntimo fárrago dijo...

Es una buena enseñanza. Cada movimiento en la vida, cada gesto a la hora de lanzar hay que medirlo con buen tino, porque eso es lo que te devolverá la misma vida, armonía, -como tú dices- o la propia bocanada de furia que lanzaste.
No se puede ser feliz desde la amargura y la falta de comprensión de la actitud del otro.


Není

Tempero dijo...

Josep, ese registro de la Polla Voladora me chifla, seguro que más se registra con una Polla Voladora que con la Atlantis. Vamos que prefiero la orografía de Ulldecona con sus olivos a la reseca, costosa y calorífica Marte.

Ya te he leído en carias respuestas por los blogs acerca de la misericordia: nuestro será en reino de los cielos y de la tierra, Josep.

Pero hay otra polla contundente, la más grande: la Records. Escucha la letra de este youtube especialmente elegido para ti:

http://youtu.be/9ktkNth3nAk

Y, por cierto, no dejan de recordarme ciertos acordes de la música de este tema de LA Polla Records de los de éste de The Moody Blues:

http://youtu.be/P97eKa8WKlA

Muchos abrazos, Josep.

Tempero dijo...

¿Sabes, Není?

La última vez (y única) que vi jugar a los bolos fue en un pueblo muy bonito de Cantabria llamado PUENTENANSA. Seguro que te suena esa tierra cántabra mar adentro y picos afuera.
Cierto hablas, cierto aciertas, la devolución es proporcional a lo que lanzas. La armonía: llevo tras de ella ni se sabe.

Un besuco.