lunes, 23 de marzo de 2009

Querencias: Guardando y dando




http://miradadeagua.blogspot.com/


Y sentao junto al jogón
a esperar que venga el día,
al cimarrón le prendía
hasta ponerse rechoncho,
mientras su china dormía
tapadita con su poncho.

Martin Fierro (José Hernández)


Guarda todavía mucho mar Ella. Guarda mucha tierra llana. Guarda una palmera mugiente. Guarda un reinado sutil. Guarda la filosofía de la inquietud y el sosiego.
Guarda a muchos, se guarda Ella. Guarda la espera enfilando al tiempo, a las olas que transitan. Guarda la luz, la lluvia. Guarda la hierba, los acantilados. Guarda los ríos, los molinos. Guarda de todo y a tiempo, a gota nos lo muestra. Guarda Guada.


3 comentarios:

Pedro dijo...

Lo lamento, Tempero, te has quedado corto.
Mirada es la inmensidad.
Es imposible abarcarla.
Hacen falta más palabras.
Tanto guarda Guada dentro de sí.
O un silencio (y mirarla, mirarla, mirarla)

Mirada dijo...

Manuel, es muy hermoso lo que dices de mí, lo que te dice leer a mirada. Me sorprende mucho, viniendo de una persona como tú, con esa sensibilidad, se agradece mucho, Manuel. Unha xanela fermosa a terrón de carbón, encántame o velado do negativo, gustaríame estar alí sentada cabo ti, falando da terra e do mar, dos árbores, escoitando como sintes a vida.
Moitísimas gracias por todo o que das nesta páxina túa. O que nos fas pensar e sentir, a loita pola vida en plenitude, pola permanencia.
Moita saúde, (me acabo de dar cuenta, que me he pasado al gallego)...
:-)

Gracias de corazón. Un abrazo enorme.

Shandy dijo...

Tempero, un texto cálido para una Mirada que debe ser también muy cálida y guardadora de vida.