miércoles, 17 de febrero de 2010

Mirador al Tajo

Ruina(A Regino Sainz de la Maza)

Vienen las hierbas, hijo;
ya suenan sus espadas de saliva
por el cielo vacío.

Mi mano, amor.¡Las hierbas!
Por los cristales rotos de la casa
la sangre desató sus cabelleras.

Tú solo y yo quedamos;
prepara tu esqueleto para el aire.
Yo solo y tú quedamos.

Prepara tu esqueleto;
hay que buscar de prisa, amor, de prisa,
nuestro perfil sin sueño.


Casa en ruinas en el término de Villaconejos (Madrid).

Esqueleto de casa y árbol seco.
Mirador al Tajo.
Altura castigada, precipicio inmerso.
Mirador al Tajo.
Perfecta muerte cuando todo crece.
Mirador al Tajo.
Quien no mira no construye.
Mirador al Tajo.
Preferimos alturas sin oxígeno,
en la ciudad.
Mirador al Tajo.

Acuso al río,
de tanto mirarme,
de nada decirme.


Mirador al Tajo.



Propuse una partitura de escucha de una petenera en la anterior entrada. Ahora es una soleá bellísima de Anoushka Shankar y el pianista Pedro Ricardo Miño. Hago hincapié en su escucha, pese a la publicidad. E igualmente, la misma insistencia en el compás de las manos a partir del minuto 4'.

5 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Ojalá tuviera los oídos tan finos como para escuchar las espadas de saliva de las hierbas que ya suenan por el cielo vacío.

JosepMª dijo...

En el Mirador del Ebro
también se derrumban
solitarias casas,
entre bosques de olivos
asilvestrados,
almendros muertos
y hierbas...
Masía(*)
desolada:
En su única pared,
erguida todavía,
hallé,
clavada,
una bayoneta,
herrumbre mortal,
testigo letal
de Atroz Batalla...

Me jode Red Bull,
pero te hago caso,
Tempero:
Desoigo
y escucho.
Maravilla de cuerdas:
Anoushka Shankar.
Pedro Ricardo Miño.
Sitar.
Piano.
Soleá.

En la entrada anterior,
por peteneras,
nos ofreciste
(a cada un@)
broche de oro:
Poema del Cante Jondo.
Federico García Lorca.
Gracias.
No debemos permitir su olvido.

(*)Casa de campo, en Catalunya.

Tinta de aterrizaje dijo...

De esa soleá me callo y la escucho, es una delicia.
De Lorca qué te voy a decir de unas ruinas tan vitales, tan emocionantes.
Y de tu poema, porque es tuyo, ¿verdad?, no encuentro la holgura necesaria para comentarte, me resulta tan bello, tan sobrio, tan lleno de verdad. Me quedo con 'quien no mira no construye'.

Nikté dijo...

Ayer me acordé de ti, me habían pasado un nombre: La Shica, así que me dispuse a indagar-no me gustó-pero como ya estaba en ello, encontré a una zambra de Estrella morente, inmeditamente pensé: Se la voy a enviar a Tempero, pero es tan triste, mejor no; y fíjate tú vienes hoy con esta canción aún más triste, pero es bonita, si.

Un beso, gitano

ybris dijo...

Formidable ese fragmento del cuarto nocturno de Lorca:
"Las nubes, en manada,
se quedaron dormidas contemplando
el duelo de las rocas con el alba.".

Estupendo también tu "Mirador a l Tajo":
"Acuso al río,
de tanto mirarme,
de nada decirme"

Un abrazo,.